Log in

Las bebidas demasiado calientes pudieran producir cáncer.

  • Published in Actualidad

La Agencia Internacional para la Investigacióndel Cáncer (IARC), organismo dependiente de la Organización Mundial de Salud (OMS) advierte que consumir con regularidad bebidas muy calientes (más de 65 grados), ya sea café, té, mate o incluso agua puede elevar el riesgo de tener cáncer de esófago. El IARC califica este riesgo al mismo nivel que la carne roja.

Los expertos explican que el calor produce irritación y si se toman bebidas de forma continuada a alta temperatura, esa irritación se convierte en una inflamación crónica del tejido del esófago que genera a su vez una proliferación celular para repararlo y un mayor riesgo de que se produzcan mutaciones cancerígenas.

El cáncer de esófago suele tener mal pronóstico porque no suele identificarse en etapas tempranas; cuando aparece el síntoma de no poder tragar bien tragar bien, ya el tumor puede tener un tamaño de 3 o 4 centímetros.

El informe de la agencia de la OMS no dice nada al respecto del “carajillo”, ese café tan español que se toma caliente y se le añade un chorrito de brandy, pero se debe ser cuidadoso pues podría elevar las posibilidades de sufrir un cáncer de esófago.

El problema es cuando se toma de forma continuada bebidas muy calientes, como se acostumbra en algunas poblaciones de América del Sur, Turquía, China, Irán o Japón.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.