Log in

Ajo natural contra los resfríados

El ajo es un remedio casero natural muy utilizado para combatir diversos tipos de infecciones y contra los resfriados ya que purifica las mucosas de los pulmones, nariz y garganta manteniéndolos libres de gérmenes. Tiene la capacidad de atacar muchas bacterias y virus y resulta efectivo también contra la gripe.

Muchos conocemos al ajo como la penicilina popular por sus propiedades antibióticas, y muchos estudios científicos confirman sus propiedades terapéuticas, por su alto contenido en alicina.

Cuando estamos incubando una gripe o nos sentimos resfríados, lo primero que hacemos es comer trocitos de ajo a lo largo del día como si fueran pastillas.

Lo mas recomendable es consumir el ajo al natural como cualquier alimento. Un remedio casero muy efectivo es cortar dos dientes de ajo a la mitad y tragarlos como pastillas con el zumo de un limón disuelto en agua.

 


ALTERNATIVA SIN EFECTOS SECUNDARIOS: IMMUPLUS


IMMUPLUS, el "educador del sistema inmunológico", como lo llama la Dra. Maribel Santa Cruz, ha sido formulado especialmente para prevenir y combatir gripes y resfríados y como un reactivador del sistema inmunológico.

Esta fórmula nutricional única estimula la función inmunológica, proporcionando al organismo los nutrientes necesarios para defenderse de virus, resfriados, y trastornos respiratorios. Es un excelente apoyo nutricional para la prevención y tratamiento de la gripe e infecciones comunes.

La corteza de pino marino francés es un potente antioxidante: 1 mg de corteza de pino marino es veinte veces más fuerte que 1 mg de vitamina C y cincuenta veces más fuerte que la vitamina E; aumentando la producción de anticuerpos, y ayudando a la reacción inmunológica.

Sus propiedades anti-inflamatorias también ayudan a aliviar la irritación de la piel, heridas e infecciones. Sus componentes astringentes, conocidos como taninos y juglone, ayudan a reforzar las capas superiores de la piel y las membranes mucosas, lo que limita las secreciones y alivia la irritación.

También contribuye a eliminar y expulsar los parásitos del organismo, a la vez que proporciona un soporte natural para detener las infecciones y restablecer el equilibrio normal de los intestinos.