Log in

Fuegos artificiales: una diversión peligrosa

Los fuegos artificiales le dan brillo a las festividades del día de la independencia, pero hay que manejarlos con cuidado y deben hacerlo los adultos, señala un prominente grupo de cirujanos de EE. UU.

"Muchas personas creen que los fuegos artificiales son una diversión sin peligro, cuando de hecho pueden ser sumamente peligrosos, sobre todo cuando se usan cerca de niños y adolescentes, o los usan ellos mismos", advirtió en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) una cirujana ortopédica de Boston, la Dra. Tamara Rozental, vocera de la academia.

"Si no se tiene precaución ni se cumplen las directrices de seguridad, los fuegos artificiales pueden provocar lesiones graves en las manos, en los dedos y en los ojos", advirtió Rozental.

Las partes del cuerpo que resultan lesionadas con mayor frecuencia por los fuegos artificiales son las manos y los dedos (el 46 por ciento de las lesiones), los ojos (el 17 por ciento), la cabeza, la cara y las orejas (el 17 por ciento), y las piernas (el 11 por ciento). Las quemaduras conformaron más de la mitad de las lesiones relacionadas con fuegos artificiales tratadas en el departamento de emergencias. Hubo 1,100 lesiones tratadas en el departamento de emergencias asociadas con las bengalas, y 300 con los cohetes de agua.

Los cirujanos ortopédicos ofrecen los siguientes consejos de seguridad para los fuegos artificiales:

  • Asegúrese de que puede usar fuegos artificiales legalmente en su área consultando al departamento de policía local. Si es así, determine cuáles tipos son legales. Nunca compre ni use fuegos artificiales ilegales. No se puede estar seguro de su calidad.
  • Solo los adultos deben encender fuegos artificiales. Nunca agarre un fuego artificial encendido con la mano ni lo coloque cerca del cuerpo. Lea la etiqueta de advertencia del paquete de fuegos artificiales antes de encenderlos, y siempre use gafas de seguridad al utilizar fuegos artificiales. Nunca intente encender un fuego artificial de nuevo.
  • Siempre tenga agua a mano por si hay fuego, por ejemplo una manguera conectada a un grifo o un cubo de agua cerca. Antes de tirarlos, remoje los fuegos artificiales usados.
  • Si usted u otra persona sufre una lesión relacionada con los fuegos artificiales, busque atención médica de inmediato.
  • Nunca permita que los niños pequeños jueguen ni se acerquen a los fuegos artificiales, incluso las bengalas. Pueden parecer inocuas, pero las bengalas pueden alcanzar temperaturas de más de 1,000 Fº (538 Cº).
  • Nunca maneje fuegos artificiales si ha bebido o usado drogas.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.