Log in

La dieta que tu piel necesita...

Una dieta equilibrada, rica en ciertas vitaminas y minerales y con una gran variedad de vegetales y frutas, es la clave para lucir una piel bien cuidada e hidratada.

• El agua es fundamental para la hidratación de la piel. En la mayoría de las verduras y frutas más de 90 gramos por cada 100 gramos del producto son agua, por lo que es muy aconsejable ingerir estos alimentos a diario, para obtener el agua que necesitamos.

• Alimentos grasos

Ácidos grasos monoinsaturados: en el aceite de oliva y el aguacate.
Ácidos grasos poliinsaturados: en aceites de semillas, frutos secos oleaginosos y el pescado, principalmente el azul.

• Frutas y verduras. Las frutas y hortalizas de color amarillo y anaranjado, y las verduras de hoja verde contienen altas dosis de betacarotenos. Esta vitamina es indispensable para la formación de los tejidos, las mucosas y las células de la piel. También contribuyen a frenar la acción de los radicales libres y, por tanto, el envejecimiento cutáneo y de otros órganos. Se recomienda consumir frutas como el melocotón, el albaricoque, cerezas y el melón, y verduras como la calabaza, la zanahoria, la acelga, el perejil, el berro, la col y la espinaca.

• Vitamina C. Es un potente antioxidante, y juega un papel importante en la buena cicatrización de las heridas e interviene en la producción del colágeno, que otorga elasticidad a la piel y retarda el proceso de envejecimiento. Los cítricos, las frutas rojas, las fresas, los berros, la familia de las coles y el perejil son alimentos ricos en vitamina C.

• Vitamina E. Reduce la oxidación celular, el envejecimiento de la piel, le proporciona elasticidad y ayuda a eliminar las manchas. La encontramos en aceites vegetales y frutos secos, en el germen de trigo, en el aceite de onagra, en las frambuesas, en los cereales integrales y en algunos vegetales de hoja verde.

• Vitamina A. Ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas. Está presente en los alimentos de origen animal, como hígado, grasas lácteas, yema de huevo y lácteos completos.

• Licopeno. Es un pigmento antioxidante que confiere su color característico al tomate y que lo podemos encontrar también en la pulpa de la manzana, el albaricoque, la sandía, la papaya y el pomelo rosado.

• Vitaminas del grupo B. Contribuyen al buen estado de la piel e intervienen en los procesos de renovación celular.

  • Vitamina B6 o piridoxina. Ayuda al metabolismo correcto del cinc, mineral importante para la epidermis. La encontramos en pescados azules, carnes, huevos, frutos secos, cereales integrales, plátano, espinacas, levadura de cerveza y germen de trigo.
  • Ácido fólico o vitamina B9. Interviene en la renovación celular y la encontramos principalmente en las verduras de hoja verde, las legumbres verdes, diversidad de frutas, los cereales enriquecidos, el hígado y la levadura de cerveza.
  • Vitamina B3 o niacina. Participa en la síntesis de la queratina. Se encuentra en carnes, pescados, vísceras, cereales integrales, frutos secos como higos, dátiles, etc.
  • Vitamina B2 o riboflavina. Se encuentra en la leche y sus derivados, huevos, carnes, pescados, hígado, legumbres y frutos secos.

• Hierro. Lo encontramos en las vísceras, carnes, pescados y huevos, levadura de cerveza, frutos secos, cereales, legumbres y verduras de hoja verde.

• Azufre. Mineral indispensable en la síntesis de queratina. Abunda en huevos, leche y sus derivados, cereales integrales, levadura de cerveza.

Zinc. Está presente en las carnes, vísceras, pescado, huevos, cereales integrales y legumbres.

• Selenio. Mineral de acción antioxidante, relacionado con una disminución en el riesgo de aparición de ciertos tumores de piel o melanoma. Lo encontramos en la carne, el pescado, mariscos, cereales, huevos, frutas y verduras.


 Te recomendamos KARTINOL - potente rejuvenecedor natural -


KARTINOL, es un suplemento nutricional que ha sido creado precisamente para ayudar a nutrir las células correctamente, actuando desde el interior de ellas, inhibiendo y evitando los procesos que producen los signos de envejecimiento y atacando de esta forma el problema de las arrugas desde sus raíces

KARTINOL ayuda a la estabilización del colágeno y la elastina, ambas proteínas esenciales en el cuidado de la piel. El colágeno es la proteína que sostiene la piel y la más compleja del tejido conectivo, por lo que su carencia provoca falta de firmeza y un incremento notable de la flacidez en el rostro y cuello. KARTINOL colabora en la estimulación de la síntesis de fibroblástica y el aporte de aminoácidos elementales para la resínte sis del colágeno y permite obtener un número mayor de tripéptidos optimizando la absorción intestinal.

Los nutrientes integrales del KARTINOL actúan como protectores y humectantes de la piel, creando una barrera natural que disminuye la evaporación hídrica que se produce en la epidermis y contribuyendo a disminuir el resecamiento y mejorando la elasticidad de la piel.

Al retrasar y evitar la degeneración progresiva del tejido cartilaginoso, KARTINOL también ayudará en la reparación y regeneración de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos. Resulta también de mucha utilidad para el crecimiento, mantenimiento y reparación de las células de las mucosas, piel, visión, uñas, cabello y esmalte de dientes. Al regular la actividad de las glándulas sebáceas, también ayuda a prevenir el acné y es un importante apoyo nutricional para la mayoría de problemas de la piel como las manchas de la edad, la psoriasis, la seborrea capilar y la caspa.

KARTINOL, es definitivamente un antioxidante de gran alcance que nos ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro, nos protegerá frente al estrés oxidativo, y nos aportará los nutritientes necesarios para lucir una piel resplandeciente, suavizando las líneas finas de expresión y arrugas faciales, proporcionando brillo y vigor al cabello, endureciendo y fortaleciendo las uñas y manteniendo la piel suave, flexible y saludable.

Si eres consistente con tu dieta, la combinas con una rutina de 20 minutos de ejercicio diario, y nutres tu organismo de forma natural con KARTINOL, lograrás oxigenar y nutrir tu piel y verás como tu rostro rejuvenece notablemente, a la vez que te sentirás con más energía, ganas de disfrutar la vida y con un aspecto de vitalidad y salud.