Log in

Las hamburguesas y el riesgo de asma

 

Los adictos a la comida chatarra están en un grave peligro. Comer hamburguesas indiscriminadamente, además de elevar el riesgo de obesidad, diabetes y patologías cardiovasculares, aumenta las posibilidades de padecer asma en la infancia, tal y como demuestra un estudio internacional reciente.

Tres o más hamburguesas a la semana son suficientes para elevar el riesgo de asma y sus síntomas en los menores, particularmente entre la población infantil de los países desarrollados.

La investigación fue realizada con una submuestra de 29.579 menores de entre ocho y doce años.

En cambio, la ingesta de frutas, vegetales y pescado, se asocia a una disminución del asma y de sus síntomas, tanto en los niños de países ricos como en los pobres. Incluso, en conjunto, la ingesta más frecuente de estos alimentos contribuye a una menor prevalencia de la patología a lo largo de la vida.

Los autores del estudio tuvieron en cuenta variables que pueden alterar los resultados como la exposición al humo del tabaco, al polvo de casa, antecedentes familiares de asma, dermatitis atópica y rinitis, así como la práctica de ejercicio a la semana.

La relación entre comida chatarra y asma también puede deberse a que este tipo de dieta se relaciona con otros hábitos de vida que incrementan el padecimiento de la enfermedad.

Dado que el pescado, las frutas y verduras se recomiendan para la prevención cardiovascular y el cáncer, los resultados sugieren que las iniciativas públicas destinadas a promocionar este tipo de dieta, resultan también beneficiosas en el asma infantil, y podrían ayudar a reducir una de las patologías más frecuentes en menores de todo el mundo.

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.