Log in

Cómo reconfigurar tu cerebro para mejorar tu poder mental

Seguramente alguna vez has estado en una situación en la que tratas desesperadamente de recordar el nombre de alguien o un lugar, pero no lo logras, cierto?

No todas las esperanzas están perdidas, tu poder cerebral lo puedes mejorar con entrenamiento, siguiendo los siguientes consejos:

  • Sigue una dieta saludable para tu cerebro

La función cerebral depende en gran medida de los niveles de glucosa, de ahí que tus niveles de azúcar tienen que estar controlados para mantener tu mente clara.

Debes comer alimentos que te gusten para liberar dopamina química en el sistema de recompensa del cerebro, asi como disfrutar tus comidas junto a otras personas, pues socializar afianza los efectos positivos de una dieta buena y saludable para tu cerebro.

Es importante no eliminar las grasas por completo de tu dieta y seguir una dieta saludable y variada para ayudar a mantener los microbios a un nivel adecuado y el cerebro saludable. Ácidos grasos básicos de nueces, semillas, aguacates o pescado son buenos para el cerebro, al igual que el romero y la cúrcuma.

  • Practica ejercicio

Hacer jercicio, sobre todo al aire libre, explorando a su vez un nuevo lugar, una nueva forma de hacer las cosas o compartiendo este tiempo para intercambiar ideas con otra gente, favorece el crecimiento de nuestro cerebro, permitiendo que nuevas células formen un circuito. El deseo de compartir contribuye a impulsar los efectos del ejercicio y la interacción social en el cerebro. Aprender algo mientras estas en movimiento es muy aconsejable, es la mejor manera de ayudar a tu cerebro a memorizar cosas nuevas.

  • Duerme lo suficiente y despiértate bien

Además de dormir 8 horas diarias, la clave está en cómo te levantas.

Idealmente, debes dormir en una habitación oscura y levantarte con luz que vaya aumentando gradualmente, como el amanecer.

La luz penetra a través de los párpados cerrados y prepara al cerebro para que tengamos una mejor respuesta al despertar del cortisol. La cantidad de cortisol en tu cuerpo al levantarte determinará cómo trabajará tu cerebro durante el día.

  • Escucha música

La música estimula el cerebro de una manera única, reforzando la cognición general y la memoria musical.

  • Aprende algo nuevo, busca nuevos desafíos

Participar en una clase de arte o aprender un nuevo idioma aumenta la elasticidad de tu cerebro. Jugar y competir con otras personas es muy aconsejable ya que el estímulo de un nuevo desafío al mismo tiempo que interactúas socialmente, ayuda considerablemente al cerebro.

  • Desconéctate y escápate del estrés prolongado

Una pequeña dosis de estrés siempre es necesaria pues nos ayuda a producir cortisol, una hormona que nos produce energía en un corto lapso de tiempo y nos ayuda a centrarnos. Pero la ansiedad prolongada y altos niveles de estrés, son tóxicos para el cerebro.

Es esencial aprender a desconectarnos de vez en cuando, para que el cerebro descanse y de esa forma, también estaremos ejercitando una parte diferente del cerebro.

Si te resulta muy difícil relajarte debes explorar algunas técnicas de relajación como la meditación que te ayudarán a que los hormonas del estrés vuelvan a niveles adecuados.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.