Log in

Cenar temprano protege frente al cáncer de mama y de próstata

Los resultados de una investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona, publicados en la revista Internacional Journal of Cáncer, indican que el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de próstata se reduce hasta un 20% en aquellas personas que cenan antes de la nueve de la noche. Esta cifra aumenta un 5% si además se combina comer temprano con espaciar dos horas la comida y hora de irse a dormir.

Los investigadores señalan que cenar tarde provoca una alteración del ritmo circadiano que afecta al metabolismo de los alimentos.

Espaciar al máximo la hora de la cena con la de acostarse influye en la capacidad metabólica de cada individuo y por tanto también ayuda significativamente a no ganar peso ya tener un sueño de mayor calidad.

Recuerda que cenar con moderación te aportará ligereza física y te hará sentir motivado a afrontar el siguiente día.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.