Log in

¿Mal aliento? Vigila tu dieta

  • Published in Nutrición

Cuando se trata de perder peso, las dietas bajas en carbohidratos y las dietas bajas en grasa funcionan casi de la misma manera, haciendo perder peso prácticamente a la misma velocidad.

Entonces, ¿cuál es la ventaja de elegir un estilo de dieta en particular? Aquí un dato que te sorprenderá y te hará reconsiderar tus opciones: las dietas bajas en carbohidratos han sido asociadas a casos de mal aliento, caída del cabello, estreñimiento y boca seca.

Al menos así lo observaron los investigadores de la Temple University de Philadelphia, en los primeros seis a doce meses de su estudio.

"Aunque los dos grupos que estudiamos perdieron peso y mejoraron sobre todo su perfil de salud, los que se alimentaron con una dieta baja en carbohidratos reportaron más efectos adversos debido a las deficiencias de la dieta", dijo Christy Maskeroni, nutrióloga y entrenadora en CLAY en la ciudad de Nueva York.

"El ajuste nutricional de una dieta baja en grasas (55% de carbohidratos, 15% de proteína, 30% de grasa) es una opción más sensible y balanceada para la gente que quiere perder peso".


Remedio casero para el mal aliento


Las siguientes hierbas se deben picar bien, y colocar en un frasco con 1 litro de alcohol 96º y ½ litro de agua pura. Se cierra muy bien el frasco y se deja macerar durante un mínimo de 3 semanas, agitando el frasco cada 2 días, y conservándolo en un lugar oscuro. Al cabo de esos 20 días se cuela.

Agrimonia                 30 grs.
Salvia                       20 grs.
Clavo de especie       10 grs.
Guayacán                 20 grs.
Quimpe                   30 grs.
Coclearia                  20 grs.
Encina                     20 grs.

Se recomienda diluir 1 cucharada y media ( de las soperas) en ½ vaso de agua tibia, cepillar la dentadura suavemente con este líquido y a continuación efectuar buches enérgicos, 2 veces al día.


Te recomendamos fórmula nutricional EARTH'S POWER para el mal aliento


EARTH'S POWER te ayudará nutricionalmente a:

  • eliminar las sustancias no nutritivas y tóxicas del organismo

  • purificar y enriquecer la sangre

  • regularizar la función intestinal

  • aliviar el estreñimiento

  • mejorar la digestión

  • combatir el mal aliento y la transpiración fuerte

  • combatir la intoxicación alimentaria, colitis mucosa, colitis espástica, infecciones virales, gripe del estómago y parásitos.

  • ... y mucho más.

 

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.