Log in

Actualidad

Colesterol y presión arterial elevados antes de los 40 complica la salud cardíaca más adelante.

Los resultados de una reciente investigación publicada en Journal of the American College of Cardiology, se suman a la evidencia acumulada de que la edad adulta joven es un período crítico en el que la presión arterial alta o el colesterol son especialmente dañinos.

Un total de 36.030 participantes fueron incluidos en el análisis. Durante un período de seguimiento de 17 años, hubo 4.570 incidentes de enfermedad coronaria (EC) incidentes, 5.119 eventos de insuficiencia cardíaca y 2.862 eventos de accidente cerebrovascular. Las mediciones promedio de PAS, PAD, LDL y HDL desde la edad adulta se correlacionaron fuertemente con los promedios de vida posteriores. El aumento de LDL durante la edad adulta joven se asoció con un aumento del 64 por ciento en el riesgo de enfermedad coronaria, independientemente de las exposiciones posteriores a la vida. Las altas PAS y PAD en la edad adulta joven se asociaron de forma independiente con un aumento del riesgo de insuficiencia cardíaca del 37 y el 21 por ciento, respectivamente.

Un colesterol alto y unas cifras de tensión arterial elevadas antes de los 40 años pudieran hacer que nuestra salud de mayores, sea más complicada independientemente de la exposición posterior a factores de riesgo

Mantener los niveles óptimos de presión arterial y colesterol durante la edad adulta joven podría proporcionar beneficios sustanciales de prevención de enfermedades cardiovasculares», señala Andrew E. Moran, de la Universidad de Columbia y autor principal del estudio.

Relacionan estrés con mayor riesgo de Alzheimer

Las mujeres que se enfrentan con muchos factores estresantes diariamente en la mediana edad pueden tener un riesgo algo más alto de contraer Alzheimer en un momento posterior de sus vidas, según sugiere un nuevo estudio.

Los hallazgos, publicados en la revista BMJ Open, no demuestran que su trabajo o su familia aumenten su riesgo de demencia. Pero los expertos afirmaron que se suman a las evidencias de que el estrés crónico puede contribuir a contraer Alzheimer en algunas personas.

Nadie está seguro de por qué, pero hay teorías, según Robert Wilson, profesor de ciencias neurológicas y psicología en el Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago.

Es posible que el estrés crónico, mediante el efecto sobre ciertas hormonas, pueda reducir la eficacia de los "circuitos cerebrales" de las personas, explicó Wilson, que no participó en el estudio. Y eso podría hacer que algunas personas fueran más vulnerables al impacto de los cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer más adelante en sus vidas.

Pero los estudios anteriores se han centrado generalmente en los posibles efectos del estrés a partir de traumas más graves. El nuevo estudio observó los factores estresantes "comunes", explicó la líder de la investigación, Lena Johansson, de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia.

Su equipo estudió los datos de 800 mujeres suecas a las que se realizó un seguimiento durante casi cuatro décadas. Al inicio, las mujeres tenían entre casi 40 y poco más de 50 años de edad. Las mujeres se sometieron a exámenes psiquiátricos periódicos y respondieron a preguntas sobre factores estresantes diarios, como el divorcio, la tensión en el trabajo y los problemas de salud de los familiares.

Durante 37 años, el 19 por ciento de las mujeres contrajeron demencia, en la mayoría de los casos, Alzheimer. Y el riesgo aumentó junto con el número de factores estresantes vitales de los que las mujeres habían informado cuatro décadas antes. Para cada factor estresante, el riesgo de Alzheimer aumentaba un 17 por ciento.

Eso no demuestra que una vida estresante tenga la culpa, afirmó el Dr. Marc Gordon, jefe de neurología del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York.

Pero, comentó, los investigadores sí ofrecieron algunas otras explicaciones para el vínculo, como, por ejemplo, si las mujeres tenían hipertensión o diabetes, sobrepeso o unos ingresos bajos.

Otros estudios también han relacionado los factores de riesgo de las enfermedades cardiacas, como la hipertensión, con el Alzheimer, así como unos ingresos y un nivel de educación bajos.

Aun así, el equipo de Johansson descubrió que los factores estresantes por sí mismos estaban conectados con un aumento del riesgo de Alzheimer.

Gordon, que no participó en el estudio, se mostró de acuerdo en que es "plausible biológicamente" que el estrés crónico pueda contribuir a la demencia. Pero una pregunta importante que queda sin respuesta es si cualquier esfuerzo por reducir el estrés en su vida puede también disminuir el riesgo de contraer Alzheimer más adelante.

"Este tipo de estudio no puede decirnos si existe una intervención que puede afectar a los resultados de las personas", indicó Gordon. "No podemos hacer ninguna recomendación basándonos solo en esto".

Un hallazgo interesante, afirmó Wilson, de la Universidad de Rush, fue que la cantidad de factores estresantes en la vida de una mujer pareció importar, independientemente de si ella se sintió "estresada" por ellos.

Se preguntó a las mujeres del estudio sobre su nivel típico de "distrés", lo que incluía la tensión, el miedo o los problemas con el sueño relacionados con el trabajo, la familia o su salud. Las mujeres que sintieron distrés "durante mucho tiempo" tenían un riesgo mayor de Alzheimer, pero también las mujeres con un número mayor de factores estresantes vitales.

Eso sugiere que los factores estresantes pueden tener consecuencias, incluso en el caso de que no se sienta sobrepasada, según la autora del estudio.

"Estas son las clases de factores estresantes que molestan a las personas diariamente", comentó Wilson. Y este estudio, afirmó, sugiere que estos problemas no deberían "simplemente ignorarse". Sin embargo, se mostró de acuerdo en que la pregunta sigue estando ahí: ¿Reducir el estrés podría cambiar el riesgo de las personas de contraer Alzheimer?

¿A que peligros se enfrentan los adolescentes que “vapean” y los que están a su alrededor?

El número de adolescentes hospitalizados con enfermedades pulmonares graves relacionadas con el vapeo sigue en aumento y desata la alarma en las autoridades de salud. Los médicos informan casos de personas que desarrollaron “pulmones húmedos” inflamados debido al vapeo, por hipersensibilidad a uno de los ingredientes inhalados. La exposición de segunda mano al vapeo podría aumentar las probabilidades de ataques de asma y bronquitis crónica en los adolescentes con la afección respiratoria. El vapor de los cigarrillos electrónicos contiene propilenglicol, glicerina vegetal, nicotina y otros agentes dpara el sabor, vinculados con la inflamación y la irritación en los pulmones, lo que impacta fuertemente a los que sufren de asma. La Administración de Alimentos y Medicamentos FDA también investiga incidentes de convulsiones poco después de vapear.

Los adolescentes son quienes enfrentan los mayores riesgos , ya que los años de la adolescencia son un momento crítico en el desarrollo del cerebro. La nicotina afecta el desarrollo de circuitos cerebrales que controlan la atención y el aprendizaje y eleva el riesgo de tener trastornos del estado de ánimo y problemas permanentes con el control de los impulsos. También afecta el desarrollo del sistema de recompensa del cerebro, provocndo que otras drogas más peligrosas, sean más placenteras para el cerebro en desarrollo de un adolescente.

Los cigarrillos electrónicos NO son una alternativa más segura a fumar cigarrillos, los cigarrillos electrónicos proporcionan a su cuerpo y al aire que les rodea una droga adictiva y sustancias químicas perjudiciales para la salud. La mayoría de los dispositivos contienen nicotina. Un cartucho JUUL contiene 3% o 5% de nicotina. Un cartucho de JUUL que contiene 5% de nicotina es equivalente a la cantidad de nicotina en un paquete de cigarrillos.

La nicotina estimula el sistema nervioso central, aumentando la presión arterial, la respiración y la frecuencia cardíaca, lo cual puede provocar insuficiencia cardíaca, arritmia o hasta la muerte. Con el tiempo, la nicotina puede causar enfermedades cardíacas, coágulos de sangre y úlceras estomacales.

La nicotina aumenta el nivel de dopamina en el cerebro, afectando la parte del cerebro que controla la sensación de placer y motivando a consumirla constantemente, de ahí que se considere adictiva. El cerebro de los jóvenes se está formando hasta alrededor de los 25 años y eso los hace muy vulnerables a la adicción.

Por otro lado se desconoce con seguridad qué hay en el líquido y a menudo son sustancias químicas que pueden causar cáncer. Las diminutas partículas pueden causar inflamación en los pulmones y provocar infecciones bacterianas y neumonía. El líquido del cartucho es venenoso si se toca, huele o bebe.

El informe de la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos afirma que la nicotina es adictiva y puede dañar el desarrollo de el cerebro de los adolescentes, dificultar la concentración, aprendizaje y control de los impulsos y puede incluso entrenar al cerebro y facilitar la adicción a otras drogas como las metanfetaminas y la cocaína. Cuando el cerebro todavía se está desarrollando, no es seguro consumir ningún producto de tabaco que contenga nicotina, incluyendo cigarrillos electrónicos.

Es realmente alarmante su aparición por todas partes y como está afectando los pulmones y corazones de jóvenes que ni siquiera están vapeando y reciben todas estas sustancias químicas del vapor de segunda mano.

Más información:

https://www.fayerwayer.com/2019/08/adolescente-pulmon-colapsado-vaping/
https://cnnespanol.cnn.com/2018/05/17/adolescente-desarrolla-pulmon-humedo-luego-de-hacer-vaping-por-tres-semanas/
https://www.univision.com/noticias/salud/ocho-adolescentes-de-wisconsin-presentaron-dano-pulmonar-severo-y-el-vapeo-parece-ser-la-causa
https://cnnespanol.cnn.com/2019/01/17/por-que-el-vaping-es-tan-peligroso-para-los-adolescentes/
https://www.univision.com/shows/despierta-america/peligros-del-vaping-en-adolescentes-convulsiones-dano-en-las-funciones-intelectuales-palpitaciones-y-mas-video
https://www.cdc.gov/tobacco/basic_information/e-cigarettes/spanish/los-riesgos-de-los-cigarrillos-electronicos-para-jovenes.html
https://consumer.healthday.com/espanol/cancer-information-5/electronic-cigarettes-970/si-los-amigos-de-los-adolescentes-con-asma-vapean-podr-iacute-an-ponerlos-en-peligro-741408.html
https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/allergy-library/SP-electronic-cigarette-allergy-asthma

Los mensajes de texto podrían arruinar la gramática de tus hijos

A medida que aumenta la popularidad de los mensajes de texto, también lo hace el uso de una forma abreviada de jerga específica de esos mensajes, una especie de taquigrafía lingüística que ayuda a acelerar el intercambio de los mensajes.

Pero un nuevo estudio advierte que la adopción generalizada de los mensajes de texto entre los preadolescentes podría estar socavando sus habilidades gramaticales.

Esta preocupación surge de los resultados de unas pruebas estandarizadas de lenguaje y encuestas llevadas a cabo entre más de 200 estudiantes de escuela intermedia que vivían en la parte central de Pensilvania.

Mientras más usaba la taquigrafía el niño mientras enviaba mensajes de texto, peor era su uso del inglés adecuado en un contexto distinto de los mensajes.

"En primer lugar, debo apuntar que es algo correlacional, no causal", enfatizó el coautor del estudio S. Shyam Sundar, codirector del Laboratorio de Investigación sobre los Efectos de los Medios de Comunicación de la Universidad Estatal de Pensilvania. "Esto significa que aunque observamos una asociación entre los mensajes de texto y los problemas gramaticales en los adolescentes, no podemos afirmar que lo primero en realidad provoque lo segundo".

"Sin embargo, está claro que en comparación con los que enviaban pocos mensajes, los alumnos de intermedia que enviaban muchos mensajes de texto rendían mucho peor en términos de sus habilidades gramaticales fuera de línea", señaló Sundar. "[Esto] sugiere que los niños que usan muchas adaptaciones de palabras cuando envían mensajes, como por ejemplo escribir 'gr8' en lugar de 'great', no pueden hacer bien el cambio a una gramática y ortografía adecuadas cuando no están enviando mensajes de texto".

El estudio apareció en línea en la revista New Media & Society.

El "habla tecnológica" conlleva la omisión de las letras no esenciales y el uso de homófonos (palabras más cortas o caracteres con sonidos parecidos) contemporáneos.

Por ejemplo, reemplazar la palabra "your" con "ur" o usar el número "2" en lugar de la palabra "to". La jerga también usa abreviaciones y acrónimos de forma sistémica, como la inmensamente popular abreviación "LOL", que se usa para decir "laughing out loud" (riéndose en voz alta).

El equipo de investigación evaluó y encuestó a un grupo de estudiantes de ambos sexos de sexto, séptimo y octavo cursos, que tenían entre 10 y 14 años de edad.

Además de evaluar las habilidades gramaticales, los autores pidieron a los adolescentes que indicaran el número de mensajes de texto que enviaban y recibían, y que expresaran sus opiniones sobre la importancia de los mensajes de texto en general. Los participantes también especificaron exactamente cuántas adaptaciones a lenguaje técnico habían usado o recibido en sus últimos tres intercambios de mensajes de texto.

Mientras más usaba el niño adolescente palabras taquigráficas mientras enviaba o recibía mensajes de texto, peor era su rendimiento general en gramática.

No se hallaron diferencias sexuales.

Una estructura descuidada en las oraciones de los mensajes de texto, como no usar puntos o mayúsculas, no se relacionó con errores gramaticales similares fuera de línea, observaron los investigadores.

Los autores sugieren que muchos adolescentes quizás deseen imitar a sus pares, y adoptan las abreviaciones de amigos y familiares que ya las usan y, que a su vez, sirven como modelos de rol para que sus amigos hagan lo mismo.

"Se están acostumbrando a este tipo de habla tecnológica porque están imitando, lo que es común en este grupo paritario", explicó Sundar. "Los niños que recibían adaptaciones de palabras en los mensajes eran propensos a usar esas contracciones en sus propios mensajes, lo que a su vez predecía su propio rendimiento en gramática".

"Lo que los padres pueden hacer es intentar inculcar el uso correcto de la gramática en los mensajes de texto que envían a sus hijos, lo que puede resultar difícil, dado que la comunicación móvil tiene su propio ritmo, en que la velocidad es más importante que la precisión", planteó. "Pero si envía a su hijo un mensaje de texto con ese tipo de descuido gramatical, tiene muchas probabilidades de imitarle y no poder volver a cambiar a una gramática adecuada".

"Los padres también pueden intentar enseñar a sus hijos la diferencia entre este tipo de lenguaje abreviado y las expectativas del sistema escolar", añadió Sundar. "Se trata de las reglas de gramática de los libros, y aunque no hay forma de predecir cómo evolucionará el lenguaje, mientras estén en la escuela esas reglas no son negociables. Aprender una gramática adecuada es importante".

Sam Gosling, psicólogo social de la Universidad de Texas, en Austin, dijo que los hallazgos tienen sentido.

"Como anotan los autores, este estudio no puede establecer una relación causal entre los mensajes de texto y la gramática, porque quizás los adolescentes jóvenes con mala gramática ya usan más adaptaciones en los mensajes de texto", señaló. "Sin embargo, no me sorprendería para nada si los mensajes de texto influyeran sobre las habilidades gramaticales".

Gosling añadió que "es importante recordar que el lenguaje siempre cambia, y siempre ha cambiado, impulsado en parte por los desarrollos en la tecnología y los cambios culturales de la sociedad en general".

"Igual que el uso innecesario de la 'u' en la ortografía británica en palabras como 'behaviour' se eliminó del uso americano... es muy probable que algunas de estas convenciones de los mensajes de texto eventualmente lleguen también al lenguaje cotidiano", comentó Gosling. "La ubicuidad de las tecnologías sociales, como los teléfonos y Facebook, y la rápida transferencia de nuevas convenciones que permiten, significan que la tasa de cambio se acelera".

Más información

Para más información sobre los adolescentes y los mensajes de texto, visite la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Inflamación celular: el enemigo silencioso que arruga, engorda y degenera.

La inflamación crónica celular, que no es catalogada como una enfermedad y no presenta síntomas, es el origen de múltiples patologías como el Alzhéimer, Parkinson, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso acáncer de pecho, garganta y colon.

Esta alteración surge como un mecanismo de protección del organismo frente al ataque de virus, bacterias, golpes o incluso por el deterioro de las células; el organismo recibe miniagresiones, estimula las enzimas malas para defenderse y destruye los tejidos sanos. Este mecanismo ocurre en cualquier órgano, ya sea el corazón, el hígado, el riñón o la piel. En una primera fase, se digieren los elementos enemigos, y en la siguiente, los tejidos se regeneran. Esta inflamación, que sí es buena, si se vuelve crónica, entonces es dañina.

Las causas son una mala nutrición, donde se abusa de una dieta rica en hidratos de carbono o en azúcar, el estrés, la falta de sueño, el exceso de exfoliación, la contaminación, el tabaco, el sol y los jabones con químicos.

Según estudios de la Universidad de Bonn y de Massachusetts, el desgaste de las células, provocado por una mala alimentación, el estrés o la contaminación, se convierte en el enemigo invisible número uno de la belleza. Las arrugas, la sequedad, las rojeces o las manchas pueden ser señales de una inflamación interna o externa. El frío es un excelente anti-inflamatorio, por lo que los expertos recomiendan enfriar mascarillas faciales con ingredientes como la manzanilla o el ácido hialurónico y aplicarlas durante 20 minutos.

Es difícil saber si estamos inflamados, pero aparentar menos edad es un signo de “inmunidad” a este proceso, según muestra un estudio de la Universidad Sur de Dinamarca que concluyó que cuanto más cortos son los telómeros, más inflamación crónica existe.

Una manera de comprobar si estamos inflamados, es mediante un análisis de sangre para detectar la proteína C reactiva ultrasensible (PCRus), un indicador que descubre problemas cardiovasculares y reumáticos. La Sociedad Estadounidense del Corazón estableció que en valores inferiores a 1 miligramo de PCRus por litro de sangre (mg/l), no se está afectado, mientras que más de 3 mg/l, el riesgo de sufrir inflamación es alto. Pero este biomarcador no detecta qué órgano es el afectado, si el hígado, la piel o el corazón. Otros indicadores son los interferones y las interleucinas, unas proteínas que trabajan en el sistema de defensa, muy sofisticados y, por lo tanto muy costosos de medir.

Cuando nos inflamamos, nos oxidamos y liberamos radicales libres, causantes de la tez apagada y las arrugas. Ejercicio físico, dejar de fumar, nutrición, controlar el estrés y equilibrio hormonal son la clave para mantener la inflamación silenciosa a raya.

No dejes que el estrés te controle. Toma las riendas de tu vida!

¿Sientes que el tiempo no te alcanza para todo?¿Te cuesta trabajo lograr conciliar el sueño y te despiertas continuamente? ¿Te cuesta trabajo concentrarte y todo te irrita? ¿Te duele la cabeza?… Lo más probable es que estés pasando por un período de estrés.

El estrés es una respuesta global de nuestro organismo cuando nos enfrentamos a una situación amenazadora o desafiante. Esta respuesta es normal y positiva dentro de unos niveles aceptables, pero si se prolonga demasiado tiempo o su intensidad es demasiado alta, puede entonces convertirse en un obstáculo y tener efectos perjudiciales en nuestro organismo. Para muchos, las condiciones de hacinamiento, las presiones económicas, el exceso de trabajo, el ambiente competitivo, etc., son percibidas inconscientemente como amenazas. Esto les lleva a actuar a la defensiva, tornándose irritables y sufriendo consecuencias nocivas al organismo

  • Elevación de la presión sanguínea

  • Gastritis y úlceras en el estómago y el intestino

  • Disminución de la función renal

  • Alteraciones del apetito

  • Insonnio

  • Agotamiento

Cómo saber si estamos sufriendo estrés?

A nivel emocional puedes sentir depresión, ansiedad, ira; puedes sentirte preocupado, nervioso, impaciente, irritable y reaccionar con hostilidad ante situaciones que antes no lo hacías, ya sea en tu lugar de trabajo o con tus amigos. Pierdes el sentido del humor, te quedas frecuentemente en blanco y aumentas la frecuencia de ciertas conductas como comerte las uñas, beber o fumar.

A nivel físico puedes tener dolores de cabeza, insomnio, nerviosismo, cansancio, fatiga muscular y taquicardias.

Cómo aprender a controlar el estrés?

  • Toma conciencia de tus pensamientos

Los pensamientos influyen en la valoración que hacemos de las situaciones. Un pensamiento negativo, por ejemplo en una cogestión de trafico “este tráfico de siempre, que obstinado me tiene, voy a llegar tarde…” te hará sentir enojado, nervioso y ansioso, acelerando tu frecuencia cardíaca y tu respiración.

Sin embargo, si tomas otra actitud, pones música en el radio, respiras profundo y piensas “que voy a hacer… no depende de mí, el tráfico es siempre así… mañana salgo 10 minutos antes, no pasa nada, voy a relajarme…”,  no te pondrás de mal humor y no sentirás ansiedad.

  • Busca el lado positivo de las cosas

Aprende de las situaciones; elimina de tu lenguaje palabras como “nunca”, “siempre”, “no puedo”.

  • No te sobrecargues de actividades

Aprende a decir NO, sé realista. Nadie es perfecto y no se puede abarcar todo ni contentar a todo el mundo. Permítete fallar y equivocarte, de los errores se aprende.

  • Cuida tu salud

Duerme las horas que necesite tu organismo, para que puedas manejar las situaciones con la cabeza despejada. Paractica deportes regularmente y cuida tus hábitos alimentarios. No te saltes comidas, ni comas apresuradamente. Recuerda que las drogas o el alcohol no te alivian; no te engañes. Ese alivio momentáneo, te hará depender de ellos y te causará más estrés.

  • Aprende a relajarte

Una de las técnicas más utilizadas es el control de la respiración. Respira profundo, inspirando y manteniendo el aire durante unos segundos y exhalando despa

cio. Repite estos ejercicios varias veces al día, hasta que logres en momentos de crisis, controlar la ansiedad con esta técnica. Algunas personas toman una ducha, leen un libro, caminan, dan un paseo

  • Aprende a delegar

    Busca el apoyo de tus personas más cercanas si lo necesitas, y pide ayuda si sientes que no puedes con todo.

  • Cuida tus relaciones personales

Disfruta de la compañía de otros, pero sin quejas. Reír y compartir con nuestros seres queridos nos hace más fuertes y capaces.

En este alocado vivir en el que estamos inmersos, el estrés es un enemigo astuto y oportunista que obstaculiza nuestra calidad de vida y entorpece nuestra posibilidad de lograr una vida plena y armoniosa. Recuerda que el mantenimiento de la respuesta al estrés por tiempo prolongado o la repetición reiterada supone un desgaste de recursos de nuestro organismo y puede hacerte más vulnerable a las enfermedades.

aumentando la energía, el rendimiento físico y la resistencia.

De gran ayuda para dar soporte hepático y proteger al hígado de tóxicos. Excelente para combatir nutricionalmente el colesterol alto, tos, asma, problemas de sueño (insomnio), dolor nervioso, síndrome premenstrual (PMS), diarrea crónica, disentería, sudores nocturnos, sudoración espontánea, eyaculación precoz y la disfunción eréctil (ED), agotamiento físico, micción excesiva, depresión, irritabilidad y pérdida de memoria. Ayuda a mejorar la visión, al proteger los ojos contra la radiación, evitar los mareos, prevenir las infecciones, aumentando la energía a nivel celular, Apoya la salud glandular.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.