Log in

Actualidad

Dieta alcalina: tu aliada para combatir el sobrepeso y la enfermedad.

Seguramente has oído hablar de los niveles de acidez y alcalinidad del PH de la sangre y la importancia de mantenerlo en equilibrio óptimo para prevenir el envejecimiento prematuro, la obesidad, las enfermedades degenerativas, la osteoporosis y un sinnúmero de enfermedades.

El nivel de alcalinidad del PH de la sangre debe ser entre 7.35 y 7.45, para lograr que los procesos metabólicos se optimicen y permitan una mayor oxigenación a nivel celular. Cuando el PH no está equilibrio, el oxígeno disminuye, por esta razón las células respiran en un ambiente sin oxígeno y se produce una alteración de sus procesos metabólicos fisiológicos. Por otro lado, cuando el organismo está demasiado ácido, trata de compensar ese desequilibrio recurriendo a sus reservas alcalinas y sacrifica minerales como el calcio, magnesio y potasio que se encuentran principalmente en los dientes, articulaciones y huesos.

La clave para lograr este equilibrio está en la alimentación, nuestra dieta debe incluir un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos.

¿Cuáles alimentos deben estar presentes en nuestra dieta alcalina?

  • 80 % de alimentos alcalinos. Vegetales de hojas ya que contienen clorofila, una sustancia altamente alcalina, espinaca, berro, coliflor, tomate, remolacha, zanahoria, espárragos, apio, cebolla, limón, manzana, melón, uvas, peras, frutos secos como almendras, avellanas y castañas, semillas, tofu, leche de soja, té verde, jengibre, miel y beber mucha agua. Es muy aconsejable agregar limón al agua, el limón es considerado uno de los más potentes alcalinizantes del PH.
  • Solo un 20% de alimentos ácidos. El azúcar blanca, sal blanca, arroz blanco, harinas refinadas, los edulcorantes sintéticos, alcohol, café, alimentos envasados y enlatados y las proteínas de origen animal en exceso y las bebidas gaseosas son acidificantes en mayor grado. Cuanto más procesados son los alimentos, mas acidifican el PH sanguíneo.

“Donde existe oxígeno y alcalinidad no puede existir desequilibrio ni enfermedad”, afirmaba Otto Warburg, premio Nobel de medicina, en la década del treinta.

¿Por qué debemos ser buenas personas? Para tener buena salud física y mental y vivir con paz, sosiego y felicidad.

Recientes investigaciones demuestran que ser buenas personas mejora la salud. Las buenas acciones hacia los demás, pueden ser una excelente medicina para nuestra salud física y mental.

La Universidad de Columbia realizó un estudio donde proporcionó una cantidad de dinero para gastar a un grupo de participantes mayores con la presión arterial alta. A la mitad de los participantes se les pidió que gastaran el dinero en ellos mismos, y a la otra mitad que lo gastaran comprando un regalo a un amigo, haciendo una donación a una organización benéfica o simplemente beneficiando a otros de alguna manera con ese dinero.

Al cabo de algunas semanas, los investigadores encontraron que la presión arterial de los participantes que habían gastado el dinero en otros había disminuido significativamente en comparación con los que lo gastaron en ellos mismos y así concluyeron que ayudar a otras personas puede beneficiar nuestra propia salud.

Otro estudio similar, de la Universidad Simon Fraser, demostró que las personas que gastaban en los demás eran mas felices que las que lo gastaban en si mismos. Lara Aknin, autora de este estudio, incluso visitó una pequeña aldea rural en la isla de Vanuatu, en el Pacífico y allí también comprobó cómo la compra de bienes para otros la llevó a emociones más positivas que la compra de bienes para uno mismo.

Estudios neurológicos por su parte han confirmado, que las donaciones caritativas activan los centros de recompensa del cerebro.

Hay que tener en cuenta que existe una diferencia entre complacer a la gente y ayudarla; uno mismo es quien elige cuándo y cómo ayudar, en lugar de ser forzado a ayudar a quien se lo pida, o no hacerlo de corazón. La ayuda motivada de forma autónoma aumenta nuestro bienestar, la otra no. Como todo en la vida, hay que encontrar el equilibrio y aprender a decir NO cuando es necesario.

¿Y qué significa para usted ser buena persona?

Para mí, una buena persona es aquella que muestra paz, amabilidad, bondad, humildad, amor, alegría, paciencia y exhibe lealtad, integridad y dignidad frente a todo; alguien con responsabilidad frente a sí mismo y frente a los demás en todo momento, alguien que no juzga a los demás, y que por el contrario sabe ofrecer perdón y comprensión, alguien que ayuda al prójimo de corazón.

Las buenas personas, sobre todas las cosas, saben respetar a los demás y su respeto nace del respeto hacia ellos mismos, se valoran a si mismos y abren su mente ante la diversidad de pensamientos y opiniones sin hacer a los demás sentirse juzgados. Las buenas personas tienen la capacidad de manejar las discrepancias con otras personas de frente y de manera respetuosa.

Las buenas personas aportan luz; la bondad que ofrecen, siempre les regresa. Lo más importante para ellos no es que le reconozcan lo que son y lo que hacen, sino sentirse cómodos con su propia forma de amar a los demás y a la vida

Ser mejor persona día a día debe ser una de las razones fundamentales de nuestra vida, porque en ausencia de nuestra bondad, no somos nada. De nada nos vale ser exitosos en ciertas áreas de nuestra vida, si no somos dignos de ser llamados amigos, padres, hijos, hermanos, pareja o simplemente ciudadanos. Cuando actuamos bien, las flechas que lanzamos siempre revierten en nosotros estados de paz, sosiego y buena salud física y mental.

 “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible”

-Mahatma Gandhi-

Tips para mejorar la memoria

La memoria comienza a deteriorarse a los 35 años, al llegar a los 45 años la persona promedio ha perdido el 40% de su memoria a corto plazo.

¿Cómo mejorar la memoria y concentración?

  • Ayúdate nutricionalmente con NEURO PRO-V.
  • Camina, corre, practica ejercicios con regularidad. El ejercicio previene el efecto negativo del estrés crónico sobre el cerebro a nivel molecular y acelera la defensa biológica del cerebro contra la infección. El ejercicio es fundamental para la memoria y el aprendizaje, al mismo tiempo que te ayudará a perder peso.
  • Ejercita el cerebro. La gimnasia cerebral crea nuevas conexiones cerebrales, fortalece las conexiones entre las células cerebrales existentes y provoca la liberación de neurotrofinas, estimulando la habilidad del cerebro de producir su propio alimento natural. Este fortalecimiento de las conexiones neuronales contribuye a eliminar la depresión, mejora el aprendizaje, recupera la memoria perdida y ayuda en la rehabilitación de víctimas de accidentes.
    • Enséñale a tu cerebro nuevos trucos. La neuroplasticidad permite que el cerebro se reorganice a sí mismo constantemente y se ajuste a las nuevas circunstancias; según la información que le des, el cambia su comportamiento e interpreta las señales. Prueba sentarte en lugares diferentes de tu comedor a la hora de comer, báñate con los ojos cerrados, haz ciertas actividades con la mano no predominante, como por ejemplo, lavarte las dientes o peinarte.
    • Agrega actividades a tu rutina diaria. Debes adicionar y cambiar de actividades frecuentemente y mantenerte aprendiendo y enriqueciendo tus conocimientos. Participa en actividades relacionadas con descubrimientos científicos y tecnológicos, visita museos, galerías de arte, lee y comparte la lectura con los tuyos y manténte informado con noticias de periódicos, revistas, programas de televisión, etc.
  • Incorpora a tu dieta grasas inteligentes. Los ácidos grasos esenciales afectan la inteligencia emocional, física y mental e impactan no solo la estructura del cerebro sino también su funcionamiento. Consume ácidos grasos omega a través de pescados azules y aceites vegetales y evita las grasas trans contenidas en alimentos procesados y empacados, margarina, mayonesas, etc. Las grasas que comes. influyen en tu humor y habilidad para aprender.
  • Controla las situaciones de estrés. El estrés crónico o estar sometidos a largos períodos de estrés afectan la estructura y funcionamiento del cerebro. Evita y controla las preocupaciones que te causan estrés y utiliza técnicas de relajación y meditación. Si te sientes muy estresado cambia de ambiente, entra en contacto con la naturaleza, ve al parque a respirar aire puro, estira tu cuerpo, respira profundo y descansa.

Resumiendo, no dejes de ejercitar tu cerebro para mantener activa la memoria, presta atención a la alimentación y apóyate con nutrición integral NEURO PRO-V.

TE RECOMENDAMOS fórmula nutricional NEURO PRO-V 

NEURO PRO-V te ayudará nutricionalmente a:

  • aliviar los mareos

  • aliviar zumbido en los oídos

  • aliviar los saltos del estómago

  • combatir el insomnio

  • preservar y mejorar las funciones cognitivas

  • oxigenar y alimentar el cerebro

  • mejorar la memoria y la concentración

  • proporcionar energía a las células 

  • fortalecer el corazón

  • combatir trastornos del estado de ánimo, trastornos de la audición, debilidad mental, envejecimiento prematuro, senilidad, nerviosismo y un sistema inmunológico débil.

 

 

 

 

 

 

 

En el Día Mundial de la Diabetes, preguntas básicas sobre la enfermedad.

El Día Mundial de la Diabetes forma parte de la campaña de concienciación más importante del mundo sobre la diabetes. La Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Diabetes colaboraron en su instauración en el año 1991, como respuesta al dramático aumento de los casos de diabetes en el mundo.

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. Se clasifica en diabetes tipo 1 con deficiencia completa de insulina, y diabetes tipo 2 con la resistencia a la insulina por los tejidos.

¿Cómo se manifiesta? Orina excesiva, sed excesiva y/o hambre excesiva

¿Cuál es el tratamiento adecuado? El principal objetivo es la  normalización de la glucemia para prevenir las complicaciones. El enfoque terapéutico comprende la terapia nutricional, un plan de ejercicios y el uso de  fármacos hipoglucemiantes. Los pacientes con diabetes tipo 1 requieren la administración de insulina a partir del momento en que se establece el diagnóstico. En la diabetes tipo 2, se administran fármacos hipoglucemiantes en conjunto con una dieta adecuada y un plan de ejercicios.

 

¿Qué complicaciones pueden esperarse? Retinopatía, cataratas, glaucoma, hipertensión, hemorragias, infarto de miocardio, pérdida de islotes pancreáticos, nefroesclerosis, arterioesclerosis, neuropatía periférica, neuropatía autonómica, pie diabético y otras más.

 

Llevar una dieta sana, seguir una rutina de ejercicios y acudir a tu chequeo médico regular son el punto de partida para la detección y cuidado de la diabetes.

 

Nuestra exclusiva fórmula nutricional DIABETIN PLUS te ayudará a mejorar los síntomas de la diabetes y prevenir sus complicaciones de forma segura y sin efectos secundarios.

DIABETIN PLUS ayuda a lograr ese equilibrio que el organismo necesita para funcionar correctamente: colon limpio, niveles de azúcar estables y que las grasas dejen de ser un peligro.

Recuerda presentar esta fórmula a tu médico.

 

Festejando el Día de Acción de Gracias sanamente

Llegaron los festejos del Día de Acción de Gracias, y deseamos que lo disfrutes con tu familia y amigos con alegría, pero ocupándote también de tu salud.

Generalmente esta cena, está llena de carbohidratos y azúcares, pero los siguientes consejos te ayudaran a disfrutar sanamente:

  • Primero que nada, enfócate más en tu familia y amigos, en compartir y divertirte. La comida puede pasar a un segundo plano.
  • Comienza el día con un buen desayuno. Saltarse las comidas habituales del día es una mala decisión, pues llegar con excesiva hambre a la cena, nos hace perder la selectividad y comer en grandes cantidades.
  • Bebe suficiente agua durante el día, antes de cada comida y antes de la cena.
  • Come una porción de frutas una hora antes de la cena o antes de salir de casa si vas a comer fuera.
  • No abandones tu rutina de ejercicios ese día, al menos realiza una buena caminata después de cenar.
  • Al servirte durante la cena, no te sirvas todo al mismo tiempo, comienza por la ensalada. Además, debes escoger sabiamente los platos; hay alimentos que puedes disfrutar todo el año, mientras que otros son específicos de esta temporada, por lo que te aconsejamos darle prioridad a los platos especiales. Sírvete cantidades moderadas.
  • Evita las bebidas azucaradas.
  • No bebas demasiado alcohol, recuerda que las bebidas alcohólicas son altas en calorías por naturaleza.
  • Come despacio, saboreando y masticando bien cada bocado, para que puedas distinguir cuando estás saciado.

Con estos consejos, tu reunión será un éxito y disfrutarás con tus seres queridos del verdadero sentido de esta fiesta.

 


 

La diabetes después de los 50 podría ser una señal temprana de cáncer de páncreas.

 

Quienes desarrollen diabetes después de los 50, deberían conversar con su médico sobre el riesgo de cáncer de páncreas.

El cáncer de páncreas afecta a más de 55.000 personas en Estados Unidos cada año. Alrededor del 80% se diagnostica tarde, cuando ya el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo, por lo que se considera uno de los más mortales, con una tasa de supervivencia general de cinco años de aproximadamente un 8 porciento.

Entre las funciones del páncreas está regular el azúcar a través de la producción de insulina, que reduce los niveles de azúcar en la sangre, y el glucagón, que aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Cuando el páncreas no produce suficiente insulina o los tejidos del cuerpo se vuelven resistentes a la insulina, aparece entonces la diabetes.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la obesidad, los antecedentes familiares y el envejecimiento, siendo el tabaquismo la causa principal en el 30% de los casos.

Los síntomas del cáncer de páncreas incluyen dolor abdominal, pérdida de peso y fatiga. Y un reciente estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute vincula la diabetes después de los 50 años como un signo temprano de cáncer de páncreas.

De los 50.000 participantes, unos 16.000 desarrollaron diabetes y alrededor de 400 desarrollaron cáncer de páncreas durante el período de estudio que duró 20 años. Según los investigadores, quienes desarrollaron diabetes tuvieron más del doble de probabilidades de desarrollar cáncer de páncreas en comparación con aquellos que no desarrollaron diabetes. Más del 50% de las personas diabéticas con cáncer de páncreas fueron diagnosticadas con diabetes dentro de los tres años de haber sido diagnosticadas con cáncer de páncreas.

Desafortunadamente, no existen pruebas de detección confiables para este cáncer, por lo que la identificación de pacientes de alto riesgo a tiempo, contribuye de manera significativa a aumentar la supervivencia.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.