Log in

Consejos y Remedios

Aprenda a seleccionar el pescado que compra

Los expertos recomiendan consumir pescado al menos dos veces por semana debido a sus múltiples ventajas para la salud; es una excelente fuente de proteínas, tiene un nivel bajo en grasa, aporta al cuerpo una importante dosis de hierro, fósforo y vitaminas A, B y D necesarias para el desarrollo físico, el sistema nervioso y los huesos, y es de fácil digestión.

Es importante destacar que los pescados azules, como las sardinas, la caballa, el salmón o el atún, son una fuente muy importante de ácidos grasos omega 3 que ayudan a controlar la presión arterial, mejoran la función cardiaca y reducen el impacto de otros factores de riesgo cardiovascular.

Consejos básicos al comprar pescado:

Fresco:

- Debe tener olor a mar
- La carne debe ser blanca o ligeramente rosada, firme, elástica y resistente a la presión de los dedos
- La cola debe ser firme y los ojos brillantes y saltones
- La piel brillante y húmeda, no grasosa, con escamas bien adheridas
- El vientre no debe estar abultado

Enlatado:

- Escoger una marca conocida (recomendada por la familia o amigos)
- Observar que la etiqueta sea auténtica, ver la fecha de vencimiento y el registro sanitario
- Tener cuidado de que la lata no esté abollada, hinchada, oxidada o con filtraciones

Seco - salado:

- Debe tener olor a mar
- Superficie debe tener color uniforme, sin manchas rojas o amarillas de color óxido
- La consistencia debe ser firme
- El pescado seco - salado tiene una duración de un año

 

La ira y sus consecuencias

En la sociedad de hoy en día, la prisa, los fallos tecnológicos y las relaciones turbulentas entre amigos, parejas o compañeros de trabajo son fuentes comunes de ira. Cada ser humano reacciona con rabia ante diferentes situaciones, y suele depender de la edad, el sexo, el nivel de educación y el estado de ánimo en un momento determinado. No dormir lo suficiente también aumenta la probabilidad de que sus respuestas emocionales sean más impulsivas e intensas.

Hay otras personas que reaccionan de manera intolerante ante cualquier situación que les moleste o con la que no están de acuerdo, presentando estos cuadros de ira constantemente y con más intensidad que otras personas.

También muchas personas a medida que envejecen y ven limitadas ciertas actividades, ven que disminuye su movilidad física o pasan por la pérdida de un familiar, tienden a enfadarse, y un reciente estudio de la Universidad de Concordia, en Estados Unidos muestra que esa ira también puede conducir al desarrollo de enfermedades crónicas, y en el caso de las personas mayores puede ser mucho más dañina que la tristeza. Aunque la ira a veces funciona como combustible para superar los desafíos de la vida y las pérdidas emergentes relacionadas con la edad, el estudio halló que experimentar enojo diariamente estaba relacionado con niveles más altos de inflamación y enfermedades crónicas.

Aunque a veces la ira puede estar justificada, es malo sentir ira cuando no existe una razón justificada para enojarnos. Algunas personas creen que dar rienda suelta a la ira es una muestra de fuerza, pero lo cierto es que quien no puede controlar la ira tiene una gran debilidad.

Cuando sienta que la ira comienza a crecer dentro de usted, pare y recapacite por un momento. Controle sus emociones y explique a quienes se encuentran a su alrededor por qué está enfadado, de forma tranquila y calmada, sea constructivo y no destructivo, aprenda a hacer peticiones y no exigencias, para que le respeten sus argumentos y le escuchen.

Cuando los enfados son desproporcionales o demasiado frecuentes en nuestras vidas, aparecen los problemas; aumenta la inflamación, que se relaciona con enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, la artritis y el cáncer. Cosas sencillas como darse un baño relajante, un paseo o leer un buen libro le pueden ayudar. El ejercicio físico también le ayudará a prevenir que la ira se acumule en su organismo y mejorará su autoestima. Trate de hacer cosas que le diviertan y le entretengan, cuide su salud y la de quienes le rodean.

Aprende a comer sin mezclar los alimentos

No basta con una dieta equilibrada para digerir, asimilar y eliminar correctamente los alimentos, sino que resulta imprescindible combinarlos adecuadamente. Combinar bien los alimentos también ayuda a combatir enfermedades, equilibrar todo el organismo y mantener el peso adecuado.

Las enzimas que actúan en la digestión de los nutrientes son diferentes, unas digieren los almidones, otras las proteínas y unas terceras las grasas.

No son las mismas para las frutas o las verduras, los cereales o los frutos secos, los lácteos o las legumbres, de ahí la importancia de no mezclar los alimentos.

Busca un trabajo que te motive

Un estudio realizado por especialistas de la University College de Londres, ha demostrado que realizar un trabajo que no nos gusta puede generar graves problemas a la salud como enfermedades psicológicas, depresión, y afecciones cardiovasculares.

Los científicos analizaron la vida laboral de 7500 ciudadanos británicos y su grado de aburrimiento cuando ejercen su oficio, en donde se pudo observar que quienes declararon sentirse aburridos en su trabajo tenían 2,5 veces más probabilidades de morir de enfermedades cardiovasculares en comparación con quienes se sentían felices y motivados.

De aquí concluimos que un trabajo aburrido, hace que nos sintamos siempre desmotivados, lo que repercute finalmente en nuestro estado de ánimo y hábitos alimenticios, perjudicando así nuestra salud. 
 
 
 

 

 

 

 

Los 5 básicos de belleza para este otoño

Llegó el otoño, el momento ideal para recuperar la elasticidad, la hidratación y la luminosidad natural de la piel, que nos arrebató el verano y aceleró su envejecimiento.

Como nos sucede cada año, el sol, el cloro de la piscina y el salitre del mar han dejado sus huellas en nuestra piel, las fiestas están al doblar de la esquina y tenemos que apurarnos con una rutina saludable de rejuvenecimiento que nos permita brillar por dentro y por fuera.

A continuación, tus mejores aliados este otoño:

  • Primero que nada te sugerimos una limpieza facial  para eliminar todas la impurezas acumuladas.
  • Exfoliar la piel es el segundo paso para regenerar nuestra piel y prepararla para que la crema hidratante penetre mejor y sea aún más efectiva. Exfoliarla, le quitará esa tonalidad mate y apariencia rugosa, devolviéndole un aspecto luminoso y sano.
  • Usar una crema hidratante en la mañana y en la noche, es tu tercer paso. No puedes olvidar usar crema hidratante también para las manos, cuerpo y labios.
  • Incorporar una mascarilla que hidrate y devuelva los nutrientes a tu rostro, será tu cuarto paso. Según tus necesidades puedes escoger mascarillas hidratantes, calmantes o revitalizantes.
  • Rejuvenecer la piel de adentro hacia afuera, será tu último paso en la rutina antienvejecimiento, por lo que te recomendamos nuestro KARTINOL- un potente rejuvenecedor natural e integral.

 Las fiestas están al doblar de la esquina y tenemos que apurarnos... empieza hoy mismo!

 

Consejos prácticos para combatir el insomnio

El sueño es absolutamente necesario para mantener un perfecto equilibrio físico y psíquico, y poder enfrentar cada nuevo día.  El cuerpo se recupera mediante el sueño, durante el descanso es cuando a nivel celular comienza el trabajo de mantenimiento. Un buen sueño es sinónimo de salud, belleza, vitalidad física y sexual, claridad mental y buena disposición para emprender nuevos proyectos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 40% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno del sueño.

Los médicos afirman que existen más de 80 enfermedades vinculadas con los trastornos del sueño. Se pueden agrupar en tres grandes tipos: insomnio, sueño durante el día y conductas anómalas durante la noche.

En lo que respecta al insomnio, el más habitual es el que padecen las personas que no pueden relajarse y que tienen un nivel alto de estrés.

Los expertos coinciden en que la dificultad para concentrarse en el trabajo, la excesiva irritabilidad y la somnolencia constante, prolongadas durante cierto tiempo, son síntomas de alarma. Si persisten, estos problemas se pueden agravar y afectar la presión arterial, el sistema inmunológico y el metabólico.

En 1959 Peter Tripp, un locutor de Nueva York, realizó una experiencia según la que intentaría mantenerse despierto todo el tiempo posible. Luego de cuatro noches sin dormir comenzó a tener problemas para recordar el alfabeto, luego comenzaron las alucinaciones, llegando a ver sus zapatos cubiertos por telarañas, sabandijas sobre su mesa de trabajo y hasta un inexistente conejo en una esquina de la habitación. La concentración mental se afectó volviéndose paranoide y cayó en la creencia que sus compañeros de trabajo al igual que los médicos y enfermeras que vigilaban su estado de salud conspiraban en busca de infringirle algún daño. Más interesante aún resulta que, a pesar de todo, cada noche Tripp lograba deshacerse durante tres horas de su paranoia, falta de concentración y alucinaciones, para transmitir su programa radial. Tripp daba la hora, leía comerciales, conversaba con el público y daba el informe del tiempo de forma aparentemente normal. A pesar de que, como hemos visto, en su conducta diaria Tripp daba señales de un serio disturbio mental, de alguna manera lograba en ciertos momentos la claridad necesaria para cumplir con su deber. Un momento antes de la transmisión del último programa que hizo durante ese lapso experimental Tripp sufrió un ataque de pánico. Creía que el médico venía con intención de enterrarlo vivo y comenzó a gritar y agredir a todo el que se encontrara en su camino. Sin embargo llegada la hora de su programa volvió a la calma y logró hacer su transmisión diaria sin que ninguno de los que lo escuchaban pudiera sospechar la condición en que se encontraba. Luego de ese programa Tripp abandonó su maratón y finalmente se retiró a dormir.

Cuando no dormimos lo necesario, nuestra mente se afecta y aún cuando parece que seguimos funcionando, cada vez nos cuesta más trabajo.

Consejos prácticos que le ayudarán a combatir el insomnio:

✔ Procure acostarse y levantarse siempre a la misma hora. El hábito le ayudará a dormir. 

✔ No se acueste ni intente dormir hasta que no tenga sueño.

✔ No duerma durante el día. Por la mañana limite el tiempo de permanencia en la cama si no duerme. No utilice su dormitorio durante el día.

✔ No haga ejercicio justo antes de acostarse.

✔ Tome una exposición adecuada a la luz solar durante el día.

✔ Evite comidas copiosas a la hora de acostarse.

✔ Deje de fumar (al principio el sueño empeora, luego mejorará).

✔ Tome solo cafeína por la mañana y en cantidades limitadas.

✔ No beba alcohol, al menos cuatro horas antes de acostarse. La ingesta excesiva de alcohol aunque produce somnolencia, es causa frecuente de despertares nocturnos.

✔ Acondicione el dormitorio para que sea cómodo, tranquilo, sin filtraciones de luz y ruido, y que tenga una temperatura agradable.

✔ Un baño caliente antes de acostarse le puede ayudar a relajarse.

✔ Distráigase de la forma que prefiera de las preocupaciones del día, al menos 2 horas antes de acostarse.

✔ Al acostarse practique una actividad que le relaje como escuchar música suave, leer un libro sencillo y relajante, etc.

✔ Duerma con prendas cómodas que no le molesten ni aprieten.

✔ Al acostarse procure relajar su cuerpo, y liberar su mente de pensamientos.

✔ Evite discusiones o problemas antes de ir a dormir. No se acueste enojado o malhumorado, trate de resolver lo que le molesta antes.

✔ Si no puede dormirse, no se ponga nervioso, lea un libro o escuche música suave hasta que sienta sueño.

✔ Si toma medicamentos, consúltele a su médico si pueden afectarle el sueño.

El problema de la falta de sueño se ve agudizado como consecuencia de los cambios tecnológicos y en el mundo laboral que hacen que muchas personas trabajen hasta altas horas de la noche o en horarios rotativos. En nuestra era los cambios tecnológicos se están produciendo a un ritmo mucho más acelerado que el de nuestra biología por lo que terminamos haciéndole a nuestro organismo demandas que no está preparado para asumir.

El escritor norteamericano Vince Rause dice, refiriéndose a como durante años fue víctima de un problema de insomnio: "Me levanto adolorido y cansado para pasar el día con la mente nublada. Me toma por lo menos tres intentos el poder marcar un número de larga distancia. Se me olvidan los nombres de las personas. Ingiero bateas de café. Y luzco como el mismo infierno."

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.