Log in

Consejos y Remedios

¿Cómo comer en Semana Santa?

Más allá de las creencias religiosas, Semana Santa es una época llena de tradiciones que se celebra en todo el mundo, y cada país y ciudad le da el colorido que lo caracteriza; la gastronomía de la Semana Santa es una de las tradiciones más exquisitas y juega un papel muy importante.

¿Cómo comer durante la Cuaresma, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo?

Existen múltiples interpretaciones sobre qué y cómo comer durante este "ayuno". Aquí te recopilamos algunas "directrices dietéticas".

  • Comienza ayunando durante el Lunes de Cenizas, aunque los cristianos modernos en el hemisferio occidental, comienzan el período de ayuno en el Miércoles de Ceniza.
  • Consume lo menos posible durante el primer día. En el Cristianismo ortodoxo tradicional, aquellos que ayunan generalmente consumen lo más cercano al agua por al menos un día.
  • Consume sólo alimentos vegetarianos y veganos, incluyendo alimentos cocidos. La dieta tradicional para la Cuaresma no contiene ningún alimento animal que incluye todas las formas de lácteos, mariscos y otros productos de origen animal. Hay quienes siguer el protocolo moderno donde pueden comer productos animales con alimentos de origen vegetal en una comida al día.
  • Puedes consumir pescado en el día del Gran Ayuno de la Anunciación y el Domingo de Ramos.
  • La dieta restringida se debe mantener hasta el final del Sábado de Ayuno.

Te recomendamos las siguientes opciones con las cuales no extrañaras la carne en Semana Santa: pasta al pesto, hamburguesas de queso y hongos portobello, pizza casera vegetariana o enchiladas con pimientos asados, zanahorias asadas, coliflor marinada o cualquier otra verdura, a las que le puedes agregar un poco de queso, salsa picante o salsa verde.

 

 

 

Orégano: remedio natural para la memoria

El orégano, rico en ácidos, aceites, minerales y también, en vitamina A y del complejo B, tiene excelentes propiedades medicinales que lo convierten en un aliado de la buena salud.

Es muy recomendado para la memoria. Si se te olvidan las cosas fácilmente y tienes problemas con tu memoria, es muy recomendable beber agua de orégano, pues mejora la circulación a nivel del cerebro y por ende incrementa la memoria.

Además, no dejes de ejercitar el cerebro. La gimnasia cerebral crea nuevas conexiones cerebrales, fortalece las conexiones entre las células cerebrales existentes y provoca la liberación de neurotrofinas, estimulando la habilidad del cerebro de producir su propio alimento natural. Este fortalecimiento de las conexiones neuronales contribuye a eliminar la depresión, mejora el aprendizaje y recupera la memoria perdida.

También te recomendamos adicionar y cambiar de actividades frecuentemente y mantenerte aprendiendo y enriqueciendo tus conocimientos. Participa en actividades relacionadas con descubrimientos científicos y tecnológicos, visita museos, galerías de arte, lee y comparte la lectura con los tuyos y manténte informado con noticias de periódicos, revistas, programas de televisión, etc.

 

Aprendamos a aceptar el paso de los años y darle el significado adecuado.

En la sociedad actual que vivimos, donde se rinde un culto casi absoluto al cuerpo, cada vez se hace más difícil aceptar el envejecimiento y tenemos que perder el miedo a envejecer. También se hace difícil aceptar la jubilación, ya sea porque la relacionamos con la temida vejez o por la necesidad que nos obliga a seguir trabajando para sustentarnos económicamente.

El envejecimiento es una preparación a una realidad a la que hay que enfrentarse con un nuevo espíritu para lograr adaptarse. Tenemos también que aceptar la jubilación en algún punto, la cual nos ayudará a detener el ritmo frenético del estrés laboral y dará una pausa en nuestra vida vertiginosa para dedicarnos a entender hacia dónde dirigimos nuestras fuerzas. Prepararse para la jubilación es importante pues no importa cuándo una persona se jubile, sino cómo lo hace, según aconsejan los expertos; la jubilación puede de por sí causar un estrés psicológico que aumente el riesgo de demencia y es muy común caer en la depression. Mientras que algunas personas enfrentan con alegría el final de sus días de trabajo, otros experimentan ansiedad y depresión cuando pierden la estimulación mental y las relaciones sociales laborales. Entre las medidas preventivas están comer alimentos saludables, no fumar, practicar actividad física y buscar algo que nos guste, además de trabajar, a lo cual podamos dedicar parte del tiempo que tengamos disponible en el futuro.

Pero, por otro lado, a quienes esperan ansiosos la edad para jubilarse, la ciencia les tiene la mala noticia que para mantener el cerebro vital hay que llevar una vida siempre activa. Es que, pese a lo que se cree, retirarse del mercado laboral y pasar el resto de la vida relajado, por más atractivo que resulte, no es el mejor plan para mantener el cerebro activo. La evidencia creciente muestra que permanecer activo laboralmente en la vejez es bueno no sólo para una estable situación económica, sino también para la salud y la agudeza mental.

La OMS, utiliza el término envejecimiento activo y se refiere a un proceso que involucra componentes físicos, mentales y sociales del individuo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida en el envejecimiento; no se refiere solo a la actividad física, sino también a la actividad mental. Pero la actividad física regular es muy importante pues reduce el riesgo de muchas enfermedades relacionadas con la edad y retrasa la evolución de las enfermedades crónicas. La actividad física al igual que la dieta, es un factor protector contra el deterioro cognitivo.

La sociedad tiende a glorificar la juventud y a representar la vejez como algo que debe evitarse, pero los expertos aseguran que, a medida que envejeces, no tiene por qué disminuir tu calidad de vida. El avance de la ciencia y la tecnología y los cuidados preventivos en la salud permiten a los seres humanos vivir mucho más y mejor. Por esto, los expertos proponen dejar de llamar "clase pasiva" a la tercera edad.

Y ¿sabes cuál es la alternativa a envejecer? Morir joven. Entonces, tenemos que tener la capacidad de adaptarnos al contexto cambiante de nuestras vidas y darle el significado adecuado al envejecimiento.

Remedios caseros para combatir las estrías

Las estrías son uno de los mayores problemas estéticos de las mujeres que requieren ante todo una alimentación adecuada para prevenir su aparición.

Los siguientes remedios caseros te serán de utilidad para combatirlas:

Crema de aguacate: Mezclar la pulpa de medio aguacate con una cucharada de limón y una de miel. Aplicar la mezcla todos los días dándose masajes circulares.

Pasta de zanahoria: Colocar unas zanahorias al vapor hasta que se pongan suaves. Machacar hasta conseguir un puré y aplicar en la zona afectada. Dejar actuar por media hora y enjuaguar con agua fría.

Cola de caballo: Macerar 100 gr. de cola de caballo y unas 8 gotas de limón en un litro de alcohol de 40 º durante 1 mes. Diluir con agua al 50 % y masajear las zonas afectadas dos veces al día.

Zanahoria y leche de almendras: Rallar dos zanahorias y mezclarlas con leche de almendras hasta conseguir una pasta. Aplicar en la zona afectada y déjar el mayor tiempo posible.

Mascarilla de uva: Aplicar la pulpa de este fruto sobre las estrías en forma de mascarilla durante 20 o 30 minutos.

Rosa mosqueta y aceite de almendras: Aplicar al menos una vez al día aceite de rosa mosqueta y aceite de almendras después de cada ducha.

 

Los ejercicios que debes incluir en tu rutina diaria para conservar la masa muscular.

Las nuevas guías del ejercicio físico de Estados Unidos recomiendan ejercicios de pesas al menos dos veces por semana. Recientes estudios han demostrado que el levantamiento de pesas es más beneficioso para el corazón que los ejercicios de resistencia o aeróbicos como caminar o correr, aunque por supuesto, lo ideal es combinarlos todos.

El objetivo de estos ejercicios es mejorar la fuerza en las tareas diarias, no solo para mejorar la salud cardiovascular, sino también para conservar la masa muscular que se deteriora con el envejecimiento. A los 70 años se tiene 25% menos de masa muscular que a los 30 años, y a los 90, se pierde hasta el 50%. 

Los expertos recomiendan empezar por simplemente caminar cargando un peso similar en ambas manos, como si llevara las bolsas de compra del supermercado a su auto. Se puede empezar con poco peso, uno o dos kilos por cada mano, e ir aumentándolo progresivamente, para forzar al músculo a ir creciendo. Para ello se pueden utilizar kettlebells, pesas rusas, mancuernas o barras hexagonales que poseen un espacio en su interior.

Levantar peso dispuesto en el suelo es otro ejercicio recomendado, el cual consiste en ponerse de pie frente a la barra que está en el piso para luego levantarla utilizando la musculatura de la cadera y de la zona lumbar, con las piernas semiflexionadas y manteniendo siempre la columna recta. Es aconsejable realizar el ejercicio sin peso previamente para aprender bien la técnica, pues un levantamiento de peso muerto mal ejecutado es peligroso para la zona lumbar.

Las sentadillas también contribuyen a ganar músculo. En este caso, los músculos de las piernas son los protagonistas, así como los glúteos y las articulaciones como las rodillas y los tobillos. Para empezar, debemos intentar sentarnos en el aire, sin peso hasta que se logre dominar la técnica y luego ir incorporando peso como una mancuerna o una kettlebell en las manos, hasta llegar a hacerlo sosteniendo una barra.

Definitivamente, conservar la máxima cantidad de músculo es un tema de salud y no estético y estos tres ejercicios son claves para lograrlo.

Algunas recomendaciones al elegir los cosméticos.

Saber escoger los productos cosméticos adecuados es muy importante sobre todo para evitar infecciones de la piel.

  • Selecciona productos que dejen respirar la piel, que no tape los poros, aunque tenga la leyenda “dermatológicamente probado”. Los maquillajes minerales son elaborados con productos naturales y orgánicos que no obstruyen los poros.
  • Debes tener en cuenta que los aceites se oxidan rápidamente, elige productos prensados en frío siempre que sea possible y te durarán más tiempo.
  • El tema de la cantidad del ingrediente activo es algo que se debe interpretar bien. Los ingredientes se enumeran en orden descendente, comenzando generalmente por el agua. Si el ingrediente que buscas aparece cerca del final de la lista, debe haber muy poca cantidad contenida en el producto. Pero en muchas ocasiones ciertos ingredientes activos con solo 0.5% a 1%, es suficiente para que sean efectivos, y sin embargo no es un problema que aparezcan al final de la lista.
  • Revisa bien los ingredientes por posibles alergias. Muchos cosméticos tienen perfumes o conservantes que producen alergias e irritan la piel; busca formulaciones sencillas. Algunas marcas enmascaran los conservantes como fragancias en la lista de ingredientes.
  • En cuanto a la protección solar, debes tener en cuenta que no todos los protectores solares son iguales. Utiliza siempre un protector solar físico, que son aquellos que actúan como una barrera en la piel para reflejar los rayos UV.
  • En cuanto a la caducidad, debes prestar atención a lo que dice el frasco. Ten presente la expiración después de su apertura. Por regla general los brillos labiales no deben usarse por más de dos años, los creyones labiales ocho meses, el rímel cuatro meses y las sombras un año, pero tienes que estar pendiente de su olor y apariencia.

No olvides retirar el maquillaje de tu piel diariamente, con un limpiador suave y agua tibia, para evitar la obstrucción de los poros y prevenir infecciones.  

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.