Log in

portada

¿Cómo eliminar la ansiedad?

 

El trastorno de ansiedad tiene una sintomatología que es muy importante detectar a tiempo; generalmente no lo identificamos de primer momento y al cabo del tiempo, es que nos damos cuenta que los padecimientos no son más que un fruto de la ansiedad.

Existen una gran variedad de síntomas, pero los más comunes son:

- Mareos: Se siente una sensación de mareo, como si algo no fuera correctamente. Al mismo tiempo se siente miedo a que pueda sucedaer otra vez, y se cae en un ciclo muy típico de la ansiedad que es el "miedo al miedo"; un miedo sin sentido.

- Palpitaciones: Las taquicardias son también muy frecuentes en los cuadros de ansiedad. El corazón empieza a palpitar más rápido de lo habitual, y ahí aparece el miedo a sufrir un infarto. Este miedo es también totalmente irracional, pues tanto el mareo como el miedo son consecuencias de la ansiedad.

- Falta de aire: Quienes padecen de ansiedad tienen la sensación que necesitan coger aire, lo cual trae consigo otro miedo a perder la vida por falta de respiración. Este es otro miedo sin sentido a consecuencia de la ansiedad.

Si no eliminamos las causas, la ansiedad permanecerá. Los ansiolíticos no eliminan la ansiedad, solamente alivian la sintomatología mientras dura su efecto. Cuando el efecto de va, todos los síntomas reaparecen.

Para combatir la ansiedad es imprescindible hacer un autoanálisis para detectar las posibles causas. Una vez que eliminemos las causas, la ansiedad desaparece, también desaparecerán los miedos y por ende los síntomas.

  • Escrito por donyo
  • Categoría: portada
  • Visto: 2814

La exposición al agente naranja se relaciona con el cáncer de próstata letal

Existe un vínculo entre la exposición al agente naranja y unas formas letales de cáncer de próstata en los veteranos de EE. UU., según un estudio reciente.

El agente naranja era un aerosol químico que se usó mucho en la era de la guerra de Vietnam. Con frecuencia estaba contaminado con dioxina, una sustancia potencialmente cancerígena. Investigaciones anteriores sugieren que la exposición al agente naranja aumenta el riesgo de cáncer de próstata, pero no se sabía si aumentaba específicamente el riesgo de las formas más peligrosas de la enfermedad.

En este estudio, los investigadores observaron a más de 2,700 veteranos de EE. UU. que se sometieron a una biopsia de próstata. Se diagnosticó de cáncer de próstata al 33 por ciento de los veteranos, incluyendo a un 17 por ciento que sufrían de enfermedad de alto grado, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 13 de mayo de la revista Cancer.

La exposición al agente naranja se vinculó con un aumento del 52 por ciento en el riesgo general de cáncer de próstata, un aumento del 75 por ciento en el riesgo de cáncer de próstata de alto grado, y un riesgo de más del doble de las formas más letales de la enfermedad.

Los hallazgos sugieren que determinar la exposición de los veteranos al agente naranja puede ayudar a identificar a los que están en mayor riesgo de cáncer de próstata, llevando a una detección y un tratamiento más tempranos, señalaron el Dr. Mark Garzotto, del Centro Médico de la Administración de Veteranos de Portland y de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, y colegas.

"También debe aumentar la concienciación sobre los daños potenciales de los contaminantes químicos en los agentes biológicos utilizados en la guerra y de los riesgos asociados con la gestión de los desechos y otros procesos químicos que generan dioxina o compuestos relacionados a ésta", advirtió Garzotto en un comunicado de prensa de la revista.

  • Categoría: portada
  • Visto: 1363

¿Es cierto que los cambios meteorológicos afectan nuestro cerebro?

La biometeorología médica es la disciplina encargada de investigar la influencia de los factores meteorológicos en la salud, tanto física como psíquica. El viento, las precipitaciones, las tormentas eléctricas, la presión atmosférica, la humedad, la ionización ambiental y las variaciones súbitas de temperatura son los factores que más se relacionan con alteraciones corporales. Estas alteraciones se denominan meteoropatías y se producen como consecuencia de variaciones en la polaridad y la intensidad de carga iónica atmosférica, alterando la actividad de los neurotransmisores cerebrales.

Los biometeorólogos clasifican a los pacientes en tres grandes grupos: en un grupo se produce un empeoramiento del estado depresivo latente, los pacientes tienen déficit de atención y mayor ansiedad, un segundo grupo tiene respuestas de conductas violentas, irritabilidad y agresión, y un tercer grupo que incluye a aquellas personas que padecen migraña ante la llegada de un frente.

Diferentes estudios han asociado el efecto foehn, un efecto termodinámico que se produce en relieves montañosos cuando una masa de aire entra en contacto con cadenas montañosas, provocando el brusco calentamiento del aire al descender por la ladera opuesta a la dirección del viento, con la aparición de estrés psíquico y migrañas, especialmente en la población suiza. Por otro lado, investigadores polacos analizaron los casos de suicidio ocurridos en Cracovia entre 1991 y 2002, y encontraron que la probabilidad de intento autolítico se elevaba en casi un cincuenta por ciento en los días con efecto foehn. Otros estudios han señalado la relación que existe entre la temperatura y el número de ingresos hospitalarios, constatando que a partir de los 26ºC aumenta de forma considerable la hospitalización por patología psiquiátrica. También se relaciona una mayor tendencia a sufrir episodios maniacos en los meses estivales, y cuadros depresivos en invierno.

¿No has escuchado nunca decir que el viento del norte es “el viento de los locos”? Pues sí, el viento del norte se relaciona con el mal humor. Recordemos que nuestro cerebro, funciona con la electricidad que obtiene de las sales que ingerimos de los alimentos. La llegada del viento norte con sus iones positivos, neutraliza los negativos de nuestro cerebro, provocando su mal funcionamiento. Nos ponemos irritables, agresivos y de mal humor sin motivo; como “locos”. Este viento influye en aquellas personas que ya tenían algún trastorno psicológico, agravándoselo.

¿Y cómo cambiamos nuestro humor? Lo mejor es tomarse una ducha. Las gotas de la ducha, imitación de la lluvia, arrastra los iones positivos provocando que nuestro cerebro comience a funcionar de forma correcta. Ya sea la lluvia, sentarnos a la orilla del mar donde rompen las olas y se producen como pequeñas lluvias o una simple ducha, nos devuelve el humor y la tranquilidad que habíamos perdido.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: portada
  • Visto: 2489

El peso excesivo aumenta el riesgo de recurrencia de cáncer de mama

Las mujeres que tienen sobrepeso o son obesas cuando son diagnosticadas con la forma más común de cáncer de mama tienen un riesgo de recurrencia más elevado que las pacientes más delgadas, según un análisis reciente.

"Las mujeres que son obesas tienen significativamente más probabilidades de sufrir una recurrencia del cáncer de mama a pesar de la terapia óptima", aseguró el líder del estudio, el Dr. Joseph Sparano, presidente asociado de oncología del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Esas mujeres con sobrepeso y obesas que tienen cáncer de mama con receptores hormonales positivos, que conforma alrededor de dos tercios de todos los casos del mundo, también están en mayor riesgo de muerte en comparación con las mujeres de peso normal, halló.

La comparación halló que las mujeres obesas tenían "un aumento de alrededor de 30 por ciento en el riesgo de recurrencia, y un aumento de 50 por ciento en el riesgo de muerte", apuntó Sparano.

El cáncer de mama con receptores hormonales positivos necesita el estrógeno para crecer, y Sparano especuló que un vínculo posible podría ser una mayor producción de estrógeno en las mujeres con más peso.

Aunque los hallazgos de este estudio, que aparece en la revista Cancer, se hacen eco de algunas investigaciones anteriores, hay diferencias importantes, señaló Sparano.

Otros estudios se han visto complicados por el hecho de que las pacientes obesas con frecuencia tienen problemas adicionales de salud, lo que podría haber evitado que recibieran una terapia adecuada, comentó Sparano.

En el nuevo análisis, observó a pacientes relativamente sanas, un total de 6,885 mujeres inscritas en ensayos clínicos del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. con cáncer de mama de etapa 1 a 3 (cánceres que no se habían propagado a lugares distantes). No podían participar si tenían problemas graves de salud, como enfermedad del hígado, el corazón o los pulmones.

El porcentaje consideradas obesas (con un índice de masa corporal de 30 o más) iba de 25 a 37 por ciento en los tres estudios evaluados. El índice de masa corporal (IMC) es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso.

A medida que el IMC subió, el riesgo de recurrencia o muerte aumentó incrementalmente. Tener sobrepeso pero no ser obesa también aumentó el riesgo.

"La obesidad se asocia claramente con un mayor riesgo, e incluso las mujeres que no eran obesas pero tenían sobrepeso tendían a tener un riesgo alto", advirtió Sparano. Sin embargo, dijo que no puede especificar un umbral de peso donde comience el riesgo.

Es importante anotar que aunque se detectó una relación entre la recurrencia y el peso excesivo, la investigación no muestra causalidad.

En un comentario sobre el estudio, la Dra. Bette Caan, científica investigadora principal de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California, dijo que los investigadores pudieron abordar algunas de las limitaciones de estudios anteriores.

"Para mí, la noticia importante es que muestra que la obesidad solo se relaciona con un subtipo", comentó Caan. "Es el subtipo más común".

"El cáncer de mama no es una enfermedad, sino varias enfermedades", añadió.

 

 

 

 

 

  • Categoría: portada
  • Visto: 1448

El Alzheimer podría matar a tantas personas como el cáncer

Muchas muertes por enfermedad de Alzheimer no se registran en Estados Unidos, y esta forma de demencia podría estar cobrándose tantas víctimas como el cáncer o las afecciones cardíacas, reveló un estudio divulgado este miércoles en la revista Neurology.

El Alzheimer es actualmente la sexta causa de muerte en Estados Unidos, según los centros federales para el control y la prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). Esa lista está encabezada por las enfermedades cardíacas, seguidas por el cáncer.

Pero los investigadores indicaron que las muertes ligadas al Alzheimer podrían ser seis veces más comunes de lo que se piensa.

"La enfermedad de Alzheimer y otras demencias se registran de manera deficiente en los certificados de defunción y los registros médicos", dijo el autor del estudio, Bryan James, del centro médico de la universidad Rush de Chicago.

"Los certificados de defunción usualmente registran la causa de muerte inmediata, como la neumonía, pero sin tomar en cuenta la demencia como una causa subyacente", señaló.

En el estudio, los investigadores observaron a más de 2.500 personas de más de 65 años de edad, que fueron examinados anualmente para determinar si presentaban demencia.

Un total de 559 participantes desarrollaron la enfermedad de Alzheimer durante la realización del estudio, y el tiempo promedio entre la diagnosis y la muerte fue de cuatro años.

Las personas entre 75 y 84 años diagnosticados con Alzheimer eran cuatro veces más propensas a morir que aquellas que no poseían la enfermedad.

Un tercio de todas las muertes de las personas de más de 75 años eran atribuibles al Alzheimer, según el estudio.

James dijo que al hacer una proyección sobre toda la población estadounidense mayor de 75 años para el 2010, equivaldría a 503.400 muertes por Alzheimer.

Esa cifra es seis veces superior a los 83.494 casos reportados por los CDC en base a certificados de defunción.

"Determinar los efectos reales de la demencia en este país es clave para aumentar la conciencia del público e identificar prioridades de investigación en relación con esta epidemia", agregó James.

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/actualidad/mundo/249707-el-alzheimer-podria-matar-a-tantas-personas-como-el-cancer-en-eeuu. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.

 

  • Categoría: portada
  • Visto: 948

Claves para reducir el riesgo de cáncer de mama

En el marco del mes de concientizacion sobre la importancia del cáncer de mama, tanto en su diagnóstico, prevención y tratamiento, como así también para recaudar fondos para investigación, te compartimos las siguientes recomendaciones para reducir su riesgo.

Caminar tres horas a la semana, no tomar más de dos o tres copas de vino y controlar el peso con una alimentación rica en frutas y verduras son las tres claves para reducir el riesgo de cáncer de mama, tanto en las mujeres que no lo han sufrido nunca como en quienes lo han superado y temen que reaparezca.

El doctor Antonio González, jefe del Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Internacional España,  asegura que con estos sencillos cambios en el estilo de vida, se puede reducir considerablemente las posibilidades de desarrollar esta enfermedad.

  • Escrito por donyo
  • Categoría: portada
  • Visto: 7246

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.