Log in

portada

Las mujeres “mañaneras” tienen menos riesgo de cáncer de mama

Investigadores de la Universidad de Bristol, han analizado las variantes genéticas asociadas con las preferencias personales por la mañana o la noche, así como la duración del sueño, y encontraron que las mujeres que prefieren las mañanas porque consideran que funcionan mejor en ese momento del día, reducían el riesgo de padecer la enfermedad en un 40% en comparación con las más noctámbulas. 

Los científicos también observaron que las personas que dormían más de las siete u ocho horas recomendadas aumentaban un 20% el riesgo de padecer cáncer de mama por cada hora adicional de sueño. 

Los investigadores aclaran, que no debemos deducir del estudio que cambiar los hábitos de horario modifique el riesgo de cáncer de mama, asegurando que es un tema mucho más complejo que requiere más investigaciones.

Los resultados de este estudio han sido presentados en el congreso anual de cáncer NCRI, que se está celebrando en Escocia.

 

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: portada
  • Visto: 402

Las fresas, aliadas de la buena memoria

Las fresas, siempre han jugado un papel protagónico en el mantenimiento de la buena salud. A su potente capacidad antioxidante y anti-inflamatoria, ahora se suma su capacidad para retardar los efectos del envejecimiento sobre nuestro cerebro.

Los resultados de un reciente estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard en Boston y publicado en Annals of Neurology, avalan su capacidad de ralentizar en más de dos años los efectos del envejecimiento cognitivo.

Su alto contenido de flavonoides, las convierte en el mejor aliado para reforzar la memoria y prevenir el envejecimiento cognitivo. Partiendo de la premisa de que el estrés y la inflamación son dos de los factores principales que influyen en el deterioro cognitivo y pérdida de memoria, un aporte extra de flavonoides reduciría estos efectos.

Los flavonoides son una excelente protección contra los agentes oxidantes externos y las sustancias químicas que pueden contener los alimentos. También se les atribuyen otras propiedades, como contribuir a la prevención de trastornos cardiovasculares, osteoporosis y síntomas de la menopausia.

Se han identificado más de 6.000 tipos flavonoides, entre los que destacan los que se encargan de aportar el color y sabor propio de alimentos tan diferentes como las cerezas, las uvas, las naranjas, los limones y las cebollas. También hay que destacar las isoflavonas, presente en la soja.

Este, y otros estudios constatan que la alimentación, y los beneficios de las frutas, juegan un papel esencial en la protección de nuestro cerebro, en el mantenimiento de nuestra memoria, y nuestra salud en general.

 

 

 

 

  • Categoría: portada
  • Visto: 3447

Cápsulas de aceite de pescado y vitamina D no reducen el riesgo de cáncer o enfermedad cardíaca.

Un nuevo ensayo clínico, financiado por el Gobierno federal que involucra alrededor 26.000 personas, concluyó que ni la vitamina D ni los suplementos de aceite de pescado previenen el cáncer o problemas cardíacos graves como ataques cardíacos, apoplejía y muertes relacionadas con el corazón en personas mayores sanas.

Los resultados de la investigación se presentaron en la última conferencia de la American Heart Association y constituye el estudio más exhaustivo y definitivo hasta la fecha, según el doctor Clifford Rosen, científico principal del Maine Medical Center Research Institute.

El estudio también sugiere que los análisis de sangre rutinarios para detectar los niveles de vitamina D no se justifican, lo cual se ha convertido en un gran negocio para los laboratorios comerciales. Los niveles de vitamina D de los pacientes participantes en la investigación no marcaron ninguna diferencia en en el riesgo de cáncer o problemas cardíacos graves.

La doctora Joann Manson, autora principal del estudio, no considera su estudio completamente negativo, ya que no encontraron efectos secundarios graves por consumir aceite de pescado o suplementos de vitamina D.

Para reducir el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón, otras estrategias científicamente probadas como comer bien, hacer ejercicio, no fumar y controlar la presión arterial alta, serán sus mejores aliados.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: portada
  • Visto: 197

Se acaba el mito de la aspirina diaria para las personas sanas.

La edición digital de The New England Journal of Medicine publica un ensayo clínico internacional, que busca determinar los riesgos y beneficios de una dosis baja diaria de aspirina en adultos sin episodios cardiovasculares previos.

"Las directrices clínicas señalan los beneficios de la aspirina para prevenir ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en personas con enfermedades vasculares como la patología de la arteria coronaria", dijo Richard J. Hodes, director del Instituto Nacional del Envejecimiento.  "La preocupación ha sido la incertidumbre sobre si la aspirina es beneficiosa para personas sanas sin esas patologías. Este estudio muestra por qué es tan importante realizar este tipo de investigación, para que podamos obtener una imagen más completa de los beneficios y riesgos de la aspirina entre las personas mayores sanas.”

La edad mínima de los participantes fue de 65 años y no podían tener demencia o discapacidad física, ni condiciones médicas que requirieran el uso de aspirina. Se les dió seguimiento durante un promedio de 4.7 años para determinar los resultados. En la población total del estudio, el tratamiento con 100 mg de aspirina diaria, no afectó a la supervivencia libre de demencia o discapacidad.

El grupo que tomó aspirina tuvo un mayor riesgo de muerte en comparación con el otro. Este efecto de la aspirina no se ha observado en estudios previos y se necesita precaución al interpretar este hallazgo. La mayor tasa de mortalidad en el grupo tratado con el fármaco se debió principalmente a una mayor tasa de muertes por cáncer. Se informó de un pequeño aumento en los nuevos casos de cáncer en el grupo que tomó aspirina, pero la diferencia pudo deberse a la casualidad.

Las tasas de eventos cardiovasculares como enfermedad coronaria, ataques cardiacos no mortales y accidente cerebrovascular isquémico fatal y no fatal, fueron similares en los grupos de aspirina y placebo. También se midió la hemorragia significativa, un riesgo conocido de uso regular de aspirina. Los científicos observaron que se asocia con un riesgo significativamente mayor de sangrado, principalmente en el tracto gastrointestinal y el cerebro.

El cáncer fue una causa común de muerte: el 50% de las personas fallecidas en el ensayo tenían algún tipo de cáncer. Las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares representaron el 19% de las muertes y las hemorragias graves, el 5%. "El aumento de las muertes por cáncer en los participantes del estudio en el grupo de aspirina fue sorprendente, dado que estudios previos sugerían que su uso mejora los resultados del cáncer", dijo Leslie Ford, directora asociada de investigación clínica de la División de Prevención del Cáncer del NCI.

La aspirina no prolongó la vida sana e independiente de estas personas. El riesgo de morir por una variedad de causas, incluido el cáncer y la enfermedad cardiaca, varió y requerirá más análisis según apuntan los autores. La investigación continuará para determinar si las personas mayores sanas que han estado usando regularmente este fármaco para la prevención de la enfermedad deben continuar o suspender su uso, según los autores.

A medida que estos esfuerzos continúan, los adultos mayores deben seguir los consejos de sus médicos sobre el uso diario de aspirina. Los nuevos hallazgos no aplican a las personas con una indicación comprobada, como apoplejía, ataque cardiaco u otras enfermedades cardiovasculares.

  • Categoría: portada
  • Visto: 995

Medidas para protegerte de la gripe

Ya estamos en la época de gripe y los expertos en atención de salud afirman que hay formas de combatir la enfermedad y protegerse del virus.

Las mujeres embarazadas, los adultos mayores de 65 años y todo el que sufra de una enfermedad crónica están en riesgo particular de gripe y sus complicaciones, al igual que los niños.

Te recomendamos tomar ciertas medidas, para evitar el contagio, sobre todo cuando el resfriado viene acompañado de tos y estornudos.

- Debes lavarte las manos con frecuencia. Después de cada estornudo, antes de comer y siempre que sea posible hay que lavar y enjuagar bien las manos.

- Evita tocarte la cara, los ojos, nariz o boca, porque las manos tienen gérmenes.

- Al estornudar, no cubras la nariz y la boca con las manos. Al toser o estornudar, hazlo en un pañuelo o en el recodo de su brazo, no en el aire

- Cuando tienes fiebre o los síntomas te hacen sentir muy mal, lo mejor es que te quedes en la casa. Los lugares cerrados, colegios y centros de trabajo, son lugares perfectos para regar los gérmenes.

- Como cortesía, debes dejarle saber a los demás que estás resfriado si te invitan a la casa o  te quieren saludar con un abrazo.

- Evita saludar extendiendo la mano cuando estás enfermo.

- Las superficies aparentemente limpias, como las encimeras de las cocinas, los escritorios, los manubrios de las neveras y los teclados de las computadoras también pueden ocultar el virus de la gripe durante horas, a veces incluso hasta 48 horas. Límpialas con frecuencia.

- Si comienza a sentirse enfermo, permanezca en casa, porque las personas son contagiosas un día antes de mostrar síntomas y cuatro días después de la desaparición de los síntomas.

La mejor opción es descansar y beber bastantes líquidos.

PULMO PLUS + KARTINOL: Fortalecedores del sistema respiratorio, mejoran la función inmunológica, disminuyen la cantidad de mucosidad, combaten resfriados y otras enfermedades respiratorias.

 

 

  • Escrito por donyo
  • Categoría: portada
  • Visto: 977

¿Son más dañinos que beneficiosos los suplementos de Omega-3 y aceite de pescado?

Hace poco publicamos un artículo sobre una investigación que relacionaba el aceite de pescado con una intensificación de la oxidación asociada al envejecimiento y una reducción en la actividad de la cadena de transporte electrónico mitocondrial, lo cual se vincula con el cáncer.

También en ocasiones anteriores hemos publicado los resultados de ensayos científicos e investigaciones que señalan que los suplementos de aceite de pescado y las cápsulas de omega 3:

  • No previenen una arritmia cardíaca.
  • No protegen a las mujeres de la depresión, tal como indicaba la evidencia previa.
  • No ofrecen a las personas mayores una protección añadida contra la degeneración macular asociada con la edad (DMAE).
  • No reducen el riesgo cardíaco.
  • No mejoran la enfermedad cardiovascular, los ataques cardiacos y los ACV.
  • Pueden incrementar la mortalidad cardiovascular y total, sobretodo al utilizarse durante más de 4 años en combinación con una dieta estándar moderna.

Los ácidos grasos omega-3 son extremadamente vulnerables al daño oxidativo; son muy susceptibles a deteriorarse con el calor, la luz y el contacto con el aire, si no se manipulan de forma correcta en su proceso de producción. Cuando las partículas de grasa se oxidan y se descomponen, producen compuestos peligrosos como el malondialdehido, que dañan proteínas, el ADN y otras estructuras celulares importantes. Y un reciente estudio demuestra que el daño oxidativo aumenta según aumenta la ingesta de grasas omega-3. Esto se produce cuando estos ácidos grasos están aislados, es decir, cuando no se encuentran en su forma de alimento entero original. Es poco probable que dañemos los omega-3 de un pescado azul al cocinarlo, pero si es probable que suceda en el proceso de extracción; es muy probable que los ácidos grasos poliinsaturados, desprovistos de su envoltorio original, ya estén dañados por el procesamiento al que se les ha sometido.
Por lo tanto, consumir suplementos de omega-3 que se encuentran en un estado no óptimo, puede ser mucho más dañino que dejar de consumirlos.

Cuando los nutrientes se encuentran disponibles fácilmente en los alimentos, es preferible consumirlos de esa manera. Las grasas saludables omega-3 se encuentran en pequeñas cantidades en algunos aceites vegetales como los aceites de pepa de uva, de soja y de maíz, pero su fuente principal son los animales marinos (pescados grasos como la caballa, el arenque, el salmón, la anchoa, las sardinas y los mariscos) y en menor medida, las nueces.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: portada
  • Visto: 751

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.