Log in

Actualidad

Relacionan la insulina con un mayor riesgo de fracturas en diabéticos tipo 2

Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen un mayor riesgo de fracturas por fragilidad, a lo cual contribuyen las terapias antidiabéticas.

La revista Osteoporosis International publica un estudio que sugiere un mayor riesgo de fractura ósea en la terapia con insulina que con otros tratamientos hipoglucemiantes. Investigadores españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable y de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas han relacionado el uso de terapias con insulina o la combinación de metformina y sulfonilúrea al aumento de fragilidad ósea en pacientes con diabetes mellitus tipo 2.

La terapia con insulina, al igual que en el caso de la combinación de metformina y sulfonilúrea , se asoció con un mayor riesgo de fractura que la monoterapia con metformina en pacientes con diabetes tipo 2, lo que implica que el riesgo de fractura debe tenerse en cuenta cuando se introduce un medicamento hipoglucemiante como parte del tratamiento para la diabetes.

 

ADVERTENCIA: el consumo prolongado de aceite de girasol o de pescado perjudica al hígado

Un equipo internacional de científicos, demuestran que el consumo prolongado a lo largo del tiempo de aceite de girasol o de pescado afecta al hígado, desencadenando alteraciones como la esteatohepatitis no alcohólica, una enfermedad que puede ser la antesala de procesos tales como cirrosis hepática o cáncer de hígado, tratándose de una inflamación grasa del hígado que no es debida al hábito alcohólico.

En esta investigación se analizó cómo afecta el aceite de oliva virgen, girasol y pescado a lo largo de toda la vida, la salud del hígado en ratas. Los resultados pusieron de manifiesto que a medida que se envejece, la grasa se va acumulado en el hígado, pero de una forma diferente según la alimentación y esto conlleva a que unos hígados lleguen a la vejez más sanos que otros y con una mayor o menor predisposición a sufrir ciertas patologías.

De las tres grasas de la dieta analizadas, la que mejor preservó la salud del hígado a lo largo de la vida fue el aceite de oliva virgen. El aceite de girasol indujo fibrosis, alteraciones ultraestructurales, bloqueo a nivel de expresión génica y un alto grado de oxidación. El aceite de pescado, además de intensificar la oxidación asociada al envejecimiento, redujo la actividad de la cadena de transporte electrónico mitocondrial y alteró la longitud relativa de los telómeros, lo cual se relaciona con el cancer.

Este estudio demostró los mecanismos a través de los cuales ejerce el aceite de oliva virgen dichos efectos beneficiosos y el peligro de abusar de otras fuentes grasas.

¿Qué dice la ciencia sobre el poder anticancerígeno del Diente de León?

La medicina moderna ha descubierto que la raíz del Diente de León es muy rica en antioxidantes, lo cual la sitúa como una planta muy importante cuando de tratamiento alternativo contra el cáncer se trata.

Una investigación reciente llevada a cabo por el Departamento de Química y Bioquímica de la Universidad de Windsor, Canadá, encontró que la raíz del diente de león puede acabar con eficacia con las células afectadas por el cáncer sin efectos nocivos sobre las células sanas del organismo, lo cual sugiere que la raíz podría funcionar mejor que la quimioterapia, ya que mata solo las células cancerígenas. De acuerdo con los resultados del estudio, el té de raíz de diente de león actúa sobre las células afectadas haciendo que se desintegren en 48 horas, tiempo en el que no se verán afectadas las células sanas del cuerpo.

Los hallazgos de esta investigacion sugieren que el tratamiento continuo con raíz de diente de león puede llegar a destruir gran parte de las células cancerígenas de los pacientes afectados, aumentando la esperanza de quienes luchan contra esta enfermedad.

Tras estos prometedores resultados con animales de laboratorio y células humanas in vitro, los científicos canadienses, han recibido apoyo adicional para continuar con la investigación de esta planta milagrosa, como una opción eficaz y menos invasiva que la quimioterapia y la cirugía.

El aceite de coco pasa de ser un alimento milagroso a “puro veneno.”

Una conferencia titulada “Aceite de coco y otros errores nutricionales” se ha hecho viral a través de Youtube en tan solo unos días a causa de las declaraciones de Karin Michels, directora del Instituto para la Prevención y Epidemiología de Tumores de la Universidad de Friburgo y profesora de Harvard, al asegurar que este ingrediente de moda es "puro veneno."

Michels basa sus críticas en los ácidos grasos que contiene, asegurando que su contenido puede llegar a obstruir las arterias, aumentar el riesgo de padecer enfermedades coronarias y elevar el colesterol.

El mundo científico asegura que el alimento de moda podría estar provocando más perjuicios que beneficios en el cuerpo humano. Karin Michels llegó a precisar que el aceite de coco es “uno de los peores alimentos que se puede ingerir”, calificándolo incluso de “puro veneno."

El cerebro no es igual con o sin amor.

El doctor Daniel López Rosetti, asegura que "el cerebro no es igual con o sin amor.” Los estudios evidencian que cuando se monitoriza el cerebro de una persona y se la insta a que hable de la persona a la que ama, hay secciones muy concretas que se activan; zonas distintas a las del deseo sexual. Las zonas que se iluminan con el deseo sexual, también se activan cuando la persona percibe emocionalmente que quien la atrae físicamente también está excitado.

El amor y el odio son capaces de activar zonas muy concretas del cerebro debido a que ambos sentimientos conviven en la misma área. El amor cambia nuestro cerebro. Rosetti explica en su entrevista, publicada en Infosalus, que debido a la plasticidad del cerebro, en él se forman nuevas conexiones neuronales que producen un cambio físico y palpable en su estructura; algo parecido a lo que ocurre en procesos de aprendizaje o socialización.

De ahí que el cerebro enamorado sea diferente, ya que en él se produce un aumento de dopamina, responsable de la felicidad.

De regreso a clases: dolores de espalda, mala visión y piojos

El comienzo del curso escolar, además de los conflictos emocionales que supone para ciertos niños,  trae consigo nuevamente a los más pequeños, los dolores de espalda, problemas en los ojos y los pies y la aparición de los piojos.

Uno de los problemas que más afecta a los niños es el excesivo peso de los libros en las mochilas. En este sentido se debeen adoptar las siguientes precauciones:

- El peso de la mochila no debe sobrepasar un 15% del peso del niño.

- Situar la mochila por encima de la cintura.

- El niño debe llevar siempre las dos asas en los hombros y no solo en uno para evitar una sobrecarga muscular.

- Hay que colocar las cosas que más pesan en la parte baja de la mochila y en la parte que se apoya en la espalda.

- Es recomendable que las mochilas no tengan demasiados compartimentos.

- Conviene que el niño haga ejercicio para reforzar y desarrollar su musculatura.

Los casos de piojos, en los últimos años, han tenido un notable aumento en centros escolares, sin motivo aparente. Este incremento pudiera deberse a que en el tratamiento a veces solo se quitan las piojos, y  no se quitan las liendres, los huevos, aumentando el contagio de un niño a otro. El tratamiento requiere mucha paciencia, para lograr desparasitar bien al niño y que no vuelvan a aparecer.

Otro de los problemas que aparecen con la vuelta a clases, son los problemas de visión. Para detectar estas patologías se deben realizar revisiones oculares, especialmente en aquellos que tienen antecedentes familiares. Además, son necesarias las revisiones periódicas en niños con diotrías, atisgmatismo o miopía.

Elegir un buen calzado para los niños es también determinante. El zapato del niño debe ser cómodo y flexible, ya que los zapatos demasiado rígidos le van a obligar a la realización de movimientos rígidos que impiden el correcto desarrollo del pie.

Recuerde que la alimentación es clave en esta etapa. La mejor manera de saber si tu hijo está bien alimentado es observar su ritmo de crecimiento, aumento de peso y si se mantiene enérgico. Recuerde que una alimentación deficiente en la infancia deja huellas irreversibles. El crecimiento y desarrollo defectuosos provocarán baja estatura, altos riesgos de enfermedad y bajo desempeño escolar.

Una alimentación correcta desde la infancia los protegerá durante su vida adulta.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.