Log in

Actualidad

Cómo prevenir los efectos del calor este verano

El verano ha llegado con un intenso calor, las tempertauras están alcanzando casi los 100 grados en nuestro país y en Europa, fuerte ola de calor.

 

Ante estas las altas temperaturas, todos debemos prevenir los golpes de calor que afectan principalmente a los niños, los enfermos crónicos, los ancianos, y a las personas que trabajan al aire libre.

 

El golpe de calor puede producir náuseas, vómitos, dolor de cabeza, agotamiento y sudoración intensa, piel enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de 40º, mareos, calambres debido a la pérdida de sales, potasio y magnesio, y deshidratación severa, hasta llegar a tener convulsiones y coma.

 

Para protegernos de los efectos del calor excesivo le recomendamos:

 

- Evitar hacer ejercicio físico al aire libre, sobre todo, en las horas de máximo calor.

- Permanecer en lugares frescos, a la sombra o climatizados, siempre que sea posible.

- Utilizar protección solar.

- Vestir ropa holgada de colores claros y fibras naturales, para permitir la transpiración, y usar sombrero u otra protección en la cabeza.

- Beber suficiente agua para mantenerse bien hidratado.

- Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, café, té, y refrescos azucarados.

- Evitar exponerse al sol entre las 12 y las 16 horas, en que la radiación es más intensa.

- Comer con moderación.

Vinculan los edulcorantes a daño de la flora intestinal y alteración del metabolismo.

Un nuevo estudio presentado en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, señala que los edulcorantes bajos en calorías interrumpen el microbioma intestinal, afectando la absorción y el control de la glucosa.

Muchos fabricantes prefieren añadir edulcorantes bajos en calorías para captar la atención del consumidor en su afán por la pérdida de peso, pero el exceso de edulcorantes bajos en calorías está relacionado con un control glucémico más deficiente y un aumento en los niveles de hemoglobina glicosilada.

La investigación demostró que una cápsula de edulcorante bajo en calorías altera la flora intestinal a favor de las bacterias patógenas, en comparación con un edulcorante placebo y confirmó que su excesivo consumo puede influir de manera negativa en la eficacia de los medicamentos para la diabetes.

 

Temporada de verano y Conjuntivitis

La aparición de conjuntivitis, irritaciones e infecciones en los ojos es muy común en el verano. Los expertos advierten que debemos proteger nuestros ojos de la arena, del cloro y del agua de mar, causantes principales de estas afecciones.

Para ello recomiendan no usar lentes de contactos en el mar o piscina, usar gafas de bucear siempre que sea posible, no compartir toallas húmedas, usar humidificadores para contrarrestar la resequedad que provoca el aire acondicionado, usar gafas de sol cuando navegan o practican deportes acuáticos, no frotarse los ojos, ducharnos inmediatamente después de salir del mar o de la piscina para eliminar restos de arena, sal y protector solar y mantenerse hidratado. Y por supuesto, acudir a un especialista si siente cualquier molestia en los ojos.

Alerta sobre el uso de colorantes en los alimentos.

Cada vez son más las condiciones de salud que se asocian al uso de los colorantes en los alimentos. Entre los colorantes más señalados como dañinos están el Rojo 40, el Amarillo 5 y el Amarillo 6, de los cuales se obtienen la mayoría de los demás colores. Estos aditivos además de ser relacionados con alergias, cáncer, daños en los órganos y otros problemas de salud, también se asocian con un empeoramiento en los niños de condiciones como el autismo, la hiperactividad y el déficit de atención.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), no ha prohibido el uso de los colorantes, ya que hay sectores que sostienen que aún no hay evidencia suficiente que relacione los colorantes con las enfermedades mencionadas.

Sin embargo, estos son los colores que han sido prohibidos en algunos países europeos:

  • Azul 1 - Daño cromosomático.
  • Azul 2 - Cáncer cerebral.
  • Rojo 2 - Cáncer de vejiga.
  • Rojo 3 - Daño cromosomático, cáncer de tiroide y efecto neuroquímico y de comportamiento.
  • Verde 3 - Cáncer de vejiga
  • Rojo 40 - Daño cromosomático y línfomas.
  • Amarillo 5 - Daño cromosomático, linfomas, alergias, asma, hiperactividad, comportamiento violento, insomnio y cáncer de tiroide.
  • Amarillo 6 - Asma, hiperatividad, urticaria, daño cromosomático y cáncer de tiroides.

Cuando los alimentos te parezcan demasiado atractivos por sus colores, debes detenerte y pensar antes lo que puede representar su consumo para tu organismo.

Dormir 6 horas o menos causa resaca y deshidratación.

Un estudio publicado en la revista especializada Sleep, realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania en colaboración con investigadores chinos, revela que quienes duermen seis horas o menos en la noche, tienen mayor probabilidad de deshidratación.

Durante todo el día el cuerpo libera la hormona lvasopresina para ayudar a regular el estado de hidratación del cuerpo; también lo hace durante el sueño nocturno, donde se libera más rápidamente. Entonces, si te despiertas antes, ocurre una interrupción en la hidratación del cuerpo.

La deshidratación afecta negativamente el estado de ánimo, el rendimiento físico y la cognición; y cuando se convierte en crónica se eleva el riesgo de infecciones del tracto urinario y cálculos renales.

Las horas recomendadas son de 7 a 8 horas y si duermes menos, el sistema hormonal del cuerpo que regula la hidratación se verá afectado provocando la sensación de resaca al día siguiente. Beber agua suficiente, ayudará a contrarrestar este efecto.

¡ATENCION! Graves riesgos de la dieta Keto.

Ya sabemos que las dietas se mueven a menudo por tendencias y desafortunadamente la popularidad va por delante de demostraciones científicas sobre sus riesgos para la salud.

Una de las últimas novedades es la dieta cetogénica o dieta Keto, que consiste en ingerir solo grasas (hasta 75% en total) y pocos carbohidratos y fibras. (5 al 20%). Y te preguntarás ¿cómo se pierde tanto de peso consumiendo tanta grasa? Porque al no consumir carbohidratos ni proteínas, alimentos escenciales para el funcionamiento del organismo, el cuerpo entonces utiliza las grasas que tienes depositadas en él, para transformarlas en energía. El hígado deja de consumir glucosa como forma de energía y la sustituye por la proveniente de la grasa. El cuerpo entra en un estado de “cetosis”, las reservas de grasa en el cuerpo son convertidas en cetonas, que alimentan los músculos y el cerebro en lugar de glucosa. El cuerpo se convierte en una máquina de quemar grasa. Los cuerpos cetónicos promueven la ausencia de hambre y hay una sensación mayor de saciedad por la alta presencia de proteínas y grasas, que son más difíciles de digerir que los hidratos. Es, sencillamente, una nueva version de la dieta Dukan que permite adelgazar de forma rápida, pero arriesgando la salud.

Una nueva investigación publicada en la revista Journal of Physiology ha confirmado que las dietas cetogénicas pueden causar un mayor riesgo de diabetes tipo 2 en la etapa inicial de la dieta. En su estudio, los investigadores han demostrado que este tipo de dieta 'milagro' altera el proceso para controlar los niveles de azúcar en la sangre, provocando además resistencia a la insulina en el hígado.

Además de un mayor riesgo de diabetes, los altos índices de colesterol pudieran provocar una falla sistémica en el organismo y derivar en arritmias o ataque al corazón o cerebro, puede generar episodios de estreñimiento por la falta de fibras, calambres, mal aliento, astenia, provocar pérdida de energía, cansancio, fatiga y desmayos pues la falta de proteínas y carbohidratos incide en el desarrollo de las neuronas, limita al organismo de vitaminas y minerales indispensables por la reducción de vegetales y frutas, reduce el nivel cognitivo pues el cerebro reemplaza la glucosa por cuerpos cetónicos y en casos extremos pudiera producir cetoacidosis si los cuerpos cetónicos se incrementan de manera masiva en la sangre, llegando a producir daño en algunos órganos o incluso el coma.

Aunque los riesgos están latentes para todos, los mas vulnerables son las personas con problemas hepáticos o cardíacos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas con insuficiencia renal, y existe un peligro potencial con el tema de los medicamentos, por ejemplo los medicamentos para la diabetes.

Ten presente que la dieta cetogénica no es una dieta que promueve hábitos de vida saludables ya que no incluye una alimentación equilibrada, es solo una riesgosa alternativa para perder peso y grasa. Y recuerda que para cualquier régimen nutricional es necesario ponerse en manos de nutricionistas y dietistas profesionales.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.