Log in

Nutrición

¿Quiere vivir más tiempo? Mejore su alimentación

La longevidad se alcanza cuando logramos conjugar una adecuada nutrición, una rutina de ejercicios, controlamos el estrés, y manejamos con responsabilidad todos los elementos que conllevan a una buena salud. Tanto las enfermedades como el envejecemiento son consecuencia de un prolongado desequilibrio y oxidación molecular.

Los daños al ADN relacionados con el oxígeno, las proteínas y las grasas son en parte responsables  de la aparición de enfermedades crónicas; y los carotenoides, incluyendo los betacarotenos, alfacarotenos y licopenos, actúan como antioxidantes que contrarrestan estos daños.

¿Qué tienen en común hortalizas y verduras como zanahorias, calabaza, brócoli, remolacha, papaya, fresas, arándanos, naranja, tomate, ciruelas, melones, melocotones, judías verdes, guisantes, nabos, coles, lechuga o espinacas? Pues que tienen un alto contenido en alfacarotenos antioxidantes, nutrientes cuya presencia en niveles elevados en la sangre están relacionados con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular o cáncer.

Consumir frutas y vegetales te evitará una muerte prematura; elije aquellos de colores amarillos, naranjas, rojizos y de hojas verde oscuro. Si te alimentas correctamente, lograrás que el organismo se reencuentre con su salud, lo que se traduce en bienestar y una mejor calidad de vida. De esta manera, con seguridad podrás revertir las deficiencias nutricionales y alcanzar una vida más longeva.


 GIO-TEEN - tu alternativa nutricional contra el envejecimiento-


Este superalimento con su combinación exclusiva de nutrientes ayuda a combatir el envejecimiento y estrés oxidativo y aliviar incontables padecimientos como la gastritis, dolor artrítico, inflamación, diabetes, colesterol alto y la obesidad.


GIO-TEEN te ayudará nutricionalmente a:

    • combatir el envejecimiento y estrés oxidativo
    • fortalecer el sistema inmunológico
    • combatir el sobrepeso y la obesidad
    • estimular el sistema nervioso central
    • combatir la inflamación y dolor artrítico
    • combatir la diabetes y colesterol alto
    • aumentar los niveles de energía
    • combatir el estrés, ansiedad y depresión
    • promover el sueño
    • combatir la falta de memoria
    • mejorar la cocentración
    • aumentar la líbido
    • .. y mucho más
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 6231

El huevo puede prevenir la pérdida de memoria

Además de su bajo aporte calórico y la sensación de saciedad que provoca, en su núcleo se encuentran todos los minerales y todas las vitaminas, excepto la C.

La yema contiene selenio, que es un antioxidante natural, ácido siálico que es antiinflamatorio y carotenos beneficiosos para la salud ocular: y en su núcleo tiene luteína, selenio, lecitina, ácido fólico y colina, que contribuyen durante el embarazo al desarrollo del cerebro y sistema nervioso del bebé.

Dos piezas de huevo cuentan con 13 gramos de proteína y la proporción perfecta de lípidos: dos tercios de grasas insaturadas y un tercio de saturadas. Su lípido activo mejora la memoria, sobre todo en niños y ancianos. El huevo previene la sarcopenia y evita la desnutrición senil.

Recuerde consumirlos orgánicos, siempre que le sea possible.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1658

Las fresas, aliadas de la buena memoria

Las fresas, siempre han jugado un papel protagónico en el mantenimiento de la buena salud. A su potente capacidad antioxidante y anti-inflamatoria, ahora se suma su capacidad para retardar los efectos del envejecimiento sobre nuestro cerebro.

Los resultados de un reciente estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard en Boston y publicado en Annals of Neurology, avalan su capacidad de ralentizar en más de dos años los efectos del envejecimiento cognitivo.

Su alto contenido de flavonoides, las convierte en el mejor aliado para reforzar la memoria y prevenir el envejecimiento cognitivo. Partiendo de la premisa de que el estrés y la inflamación son dos de los factores principales que influyen en el deterioro cognitivo y pérdida de memoria, un aporte extra de flavonoides reduciría estos efectos.

Los flavonoides son una excelente protección contra los agentes oxidantes externos y las sustancias químicas que pueden contener los alimentos. También se les atribuyen otras propiedades, como contribuir a la prevención de trastornos cardiovasculares, osteoporosis y síntomas de la menopausia.

Se han identificado más de 6.000 tipos flavonoides, entre los que destacan los que se encargan de aportar el color y sabor propio de alimentos tan diferentes como las cerezas, las uvas, las naranjas, los limones y las cebollas. También hay que destacar las isoflavonas, presente en la soja.

Este, y otros estudios constatan que la alimentación, y los beneficios de las frutas, juegan un papel esencial en la protección de nuestro cerebro, en el mantenimiento de nuestra memoria, y nuestra salud en general.

 

 

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 6827

La dieta mediterránea por sí sola podría reducir el riesgo de diabetes

Los adultos en riesgo de ataque cardiaco que consumen una dieta mediterránea rica en aceite de oliva pueden reducir sus probabilidades de contraer diabetes, aunque no se restrinjan las calorías ni se haga más ejercicio, sugiere una nueva investigación. Una dieta mediterránea se centra en la fruta, la verdura, los granos integrales y el pescado, además del aceite de oliva.

En el estudio, los investigadores españoles realizaron un seguimiento a más de 3,500 personas mayores con un riesgo alto de sufrir alguna enfermedad cardiaca. Los investigadores les asignaron a uno de tres grupos: una dieta mediterránea con aceite de oliva extra-virgen, una dieta mediterránea complementada con frutos secos variados, o una dieta baja en grasa, que sirvió de comparación. No se les dio instrucciones especiales sobre la pérdida de peso o sobre el aumento de su actividad física.

A los del grupo de los frutos secos se les permitió tomar más o menos una onza (28 gramos) de nueces, almendras y avellanas al día. A los del grupo del aceite de oliva se les permitió tomar un poco más de tres cucharadas al día.

Los investigadores siguieron a los hombres y mujeres, de 55 a 80 años de edad, durante aproximadamente 4 años, entre 2003 y 2010. Durante el seguimiento, contrajeron diabetes tipo 2 80 personas del grupo del aceite de oliva, 92 del grupo de los frutos secos y 101 del grupo de la dieta de comparación.

Después de tener en cuenta otros factores que afectan al riesgo de diabetes, los investigadores hallaron que los del grupo del aceite de oliva redujeron el riesgo de diabetes en aproximadamente un 40 por ciento en comparación con el grupo de la dieta de comparación. Los del grupo de los frutos secos redujeron el riesgo en un 18 por ciento, lo que no fue significativo estadísticamente.

La investigación, publicada en la revista Annals of Internal Medicine, es una buena noticia, comentó la Dra. Christine Laine, editora jefa de la revista y profesora asociada de medicina en el Colegio Médico Jefferson de Filadelfia.

El estudio "sugiere que es posible reducir el riesgo de diabetes al cambiar la composición de la dieta. Se trata de otra evidencia de que la dieta mediterránea es beneficiosa para la salud", comentó Laine, que no participó en la investigación.

Espera que los hallazgos no persuadan a las personas a dejar la dieta y el ejercicio. El exceso de peso es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, dijo, y la dieta y el ejercicio pueden ayudar a controlar el peso. Añadir la dieta y el ejercicio a la dieta mediterránea en teoría podría reducir el riesgo de diabetes más todavía, señaló.

Los que tienen riesgo de diabetes tipo 2, dijo Laine, "deberían trabajar duro para mantener un peso corporal sano". Sin embargo, incluso si no lo consiguen, señaló que el nuevo estudio sugiere (pero no demuestra) que añadir el aceite de oliva a la dieta podría aportar algún beneficio.

Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del aceite, entre otros factores, podrían explicar el vínculo, comentaron los investigadores. Pero aunque el hallazgo muestra una asociación entre el consumo de aceite de oliva a largo plazo y un riesgo menor de diabetes, no establece una relación de causalidad.

Las personas con diabetes, cuyos casos a nivel mundial son más del doble que hace 30 años, tienen dificultades para controlar el nivel de azúcar en la sangre, ya que no producen la hormona insulina o no la usan adecuadamente. La enfermedad puede llevar a la ceguera, a la insuficiencia cardiaca y a amputaciones.

El nuevo estudio "demuestra el poder de los alimentos vegetales y de una dieta general saludable", comentó Connie Diekman, director de nutrición universitaria en la Universidad de Washington en St. Louis.

"El mensaje importante de este estudio es el valor del plan de una dieta mediterránea para la saciedad y la salud general", comentó Diekman. "La inclusión de los alimentos vegetales, incluidos los frutos secos, junto con el uso del aceite de oliva en lugar de grasas sólidas proporciona una mayor variedad de fitonutrientes, que promueven la salud, ayudan al metabolismo y producen la sensación de saciedad, todos ellos aspectos importantes del control del peso".

La investigación fue financiada por el Instituto de Salud Carlos III del gobierno español. El sector suministró el aceite de oliva y los frutos secos.

Cambiar el estilo de vida y los hábitos alimentarios, es la principal forma de prevenir la diabetes y sus complicaciones, logrando de esta manera mejorar la calidad de vida.

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1493

El aceite de oliva, un auténtico tesoro para la salud

El aceite de oliva es el alimento por excelencia de la apreciada dieta mediterránea. Investigaciones científicas demuestran una estrecha relación entre su consumo y una esperanza de vida más larga.

Sus efectos beneficiosos se deben en gran medida a su alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados y de sustancias antioxidantes.

Cuando los ácidos grasos saturados, potenciadores del colesterol malo son sustituidos por los ácidos grasos monoinsaturados contenidos en el aceite de oliva se reducen las concentraciones tanto del colesterol total como del colesterol malo, sin alterar los niveles de colesterol bueno.

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1097

Las virtudes nutricionales del pepino

 

El pepino tiene una alta concentración de agua, lo que le confiere sus propiedades diuréticas y laxantes. Es ideal para las dietas de control de pesoy se utiliza como demulcente, antipruriginoso, diurético y depurativo. Está indicado para la cistitis, la urolitiasis y la oliguria. Su cáscara contiene betacaroteno y su piel un alto contenido en fibra y vitamina A.

Es un potente hidratante cutáneo gracias a su contenido de vitaminas B y C, por lo cual es usado en diversas mascarillas facials y  productos hidratantes para la piel.

Por su elevado contenido en agua esta hortaliza no admite la congelación. Puede ser conservado en el refrigerador por un par de semanas, pero nunca dentro de bolsas de plástico.

Lo podemos incluir en numerosas recetas: crema de pepino, ensalada de crudites, crema de aguacate con pepino y hasta en el gazpacho.

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 6857

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.