Log in

Nutrición

Una dieta equilibrada para combatir la depresión.

La revista Psychosomatic Medicine ha publicado un metanálisis de 16 artículos realizado por un equipo internacional de científicos sobre el efectode la nutrición en el estado mental. Además de perder peso y mejorar el bienestar físico, los científicos descubrieron que comer alimentos saludables puede reducir significativamente los síntomas de la depresión, especialmente en las mujeres.

Una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas, carbohidratos rápidos y azúcar refinada, además de ayudar a reducir los síntomas de la depresión, mejora la salud mental en general desde temprana edad. Comer carne grasa en particular aumenta el riesgo de desarrollar depresión.

Los científicos dirigidos por Joseph Firth de la Universidad de Western Sydney demostraron cómo la nutrición afecta los síntomas de la depresión y el trastorno de ansiedad, tanto en la población mentalmente sana como en quienes padecen trastornos mentales.

Reducir los síntomas depresivos, incluso en una población sana, es una excelente manera de prevenir el desarrollo de un trastorno mental y si la dieta se combina con esfuerzo físico los resultados son aún mejores.

  • Escrito por Salud al Día
  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 565

Alcachofa, excelente para adelgazar

La alcahofa es uno de los alimentos estrella del invierno con un aporte calórico de 38 calorías por cada 100 gramos y un excelente vegetal para adelgazar.

• Ayuda a combatir la aparición de la celulitis.

• Su aporte de fibra ayuda a disminuir la absorción de las grasas y los azúcares.

• Su bajo contenido en sodio ayuda a equilibrar la presión sanguínea.

• Su riqueza en potasio la convierte en un excelente diurético, muy útil para todas aquellas personas que sufren la retención de líquido.

• Su contenido de vitamina C y flavonoides antioxidantes ayudan en la prevención del riesgo de cáncer y patologías cardiovasculares.

• Es depurativa, digestiva y estimula el metabolismo hepatobilia.

• Protege el hígado. El cynarin y el ácido clorogénico que contiene estimulan la producción de la bilis, lo que a su vez promueve una mejor digestión, aumenta el metabolismo de las grasas, mejora el funcionamiento de la vesícula biliar, y del hígado en general.

• Disminuye el colesterol.

• Favorecen el tránsito y la evacuación intestinal.

• Regula los niveles de glicemia.

• Muy recomendable para los diabéticos, ya que su contenido en insulina contribuye a la mejor absorción del calcio, a la estimulación de las defensas naturales de la flora intestinal y a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre.

Para evitar que se pongan negras, deben ponerse en un recipiente con agua fría y el zumo de medio limón, antes de cocerlas.

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1692

¿Quieres consumir más frutas, pero cuidando las calorías?

¿Quieres consumir más frutas, pero cuidando las calorías? A continuación te ayudamos a que puedas manejar las 100 calorías que buscas en tu dieta, al mismo tiempo que incorporas cantidades importantes de vitaminas y minerales.

  • Una pera mediana aporta unas 96 calorías y más de 5 gramos de fibra.
  • Unas treinta uvas (verdes o negras) aportan alrededor de 100 calorías.
  • Tres cuartos de taza de manzanas en rodajas aportan menos de 100 calorías y 4.6 gramos de fibra saludable.
  • Dos tazas de frutillas o fresas en rodajas, aporta poco más de 100 calorías y 500 mg de potasio.
  • Una taza de arándanos equivale a unas 103 calorías, al mismo tiempo que aporta fibra saludable y antioxidantes.
  • Una banana mediana, aporta 105 calorías y 422 mg. aproximadamente de potasio.
  • Dos tazas de melón cantaloupe en trozos, aportan tan sólo unas 106 calorías.
  • Una taza y cuarto de naranja, significan unas 106 calorías, una cantidad significativa de vitamina C, y unos 407 mg. de potasio.

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 4055

Los jugos de frutas no son la opción mas saludable.

Muchos desayunamos un jugo de fruta todos los días, con la creencia de que es un hábito saludable.

Lo recomendable es consumir 5 porciones de frutas y verduras al día, pero un vaso de jugo es mucho más que una ración y contiene demasiada azúcar.

Es muy importante tener en cuenta el tamaño del vaso, pues por ejemplo, media taza de jugo 100% de naranja equivale a una porción de fruta.

Si tomas jugos envasados, el consumo de azúcar puede ser aún mayor, y en consecuencia, las probabilidades de subir de peso o tener niveles altos de azúcar en la sangre son mayores. Los expertos afirman que un vaso de jugo de manzana contiene unas cinco cucharaditas de azúcar.

Nunca se debe sustituir el consumo de fruta fresca, por jugo envasado.

Por otro lado, un reciente estudio indicó que los jugos de frutas pueden llegar a dañar seriamente los dientes por su contenido de azúcar y ácido. El estudio además señala, que si nos cepillamos los dientes, inmediatamente después de tomar el desayuno, el daño dental podría ser aún más grave, ya que la acidez de los jugos ablanda el esmalte al menos por una hora, haciéndolo más vulnerable.

"El ácido en el jugo de naranja es tan fuerte que literalmente desgasta los dientes", señala el estudio liderado por YanFang Ren, un profesor asociado en el departamento de odontología de la Universidad de Rochester. "Es un problema potencialmente serio para aquellos que acostumbran tomar jugos de fruta a diario".

Comer fruta en distintos horarios del día, ya sea en el desayuno o en las meriendas, es la opción más saludable para consumir la cantidad de fruta adecuada.

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 5701

Consumir fibra previene el accidente cerebrovascular

Comer más alimentos ricos en fibra pudiera reducir el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), según un nuevo estudio británico.

Por cada 7 gramos que se consuman de fibra al día, el riesgo de un individuo de sufrir un ACV inicial parece descender un 7 por ciento, concluyeron los investigadores tras analizar las investigaciones llevadas a cabo durante más de 20 años.

"Esto es importante porque la mayoría de las personas en EE. UU. no comen suficientes alimentos ricos en fibra", afirmó la coautora del estudio, Victoria Burley, del Centro de Epidemiología y Bioestadísticas de la Universidad de Leeds, en Inglaterra.

"El consumo total de fibra alimenticia a partir de los alimentos debería ser de 25 a 30 gramos al día, pero las personas en EE. UU. ingieren en promedio la mitad de esta cantidad", afirmó Burley.

Para la mayoría de las personas no resultaría difícil aumentar la ingesta total de fibra en 7 gramos al día, concluyó el equipo. Una amplia gama de alimentos que se consumen a diario (como, por ejemplo, una porción de pasta integral más alguna fruta y una porción estándar de tomates) permitiría alcanzar este objetivo, afirmaron los autores.

Los hallazgos se suman a la evidencia establecida previamente que indicaba que el consumo de fibra alimenticia a partir de plantas (lo que incluye la fruta, los frutos secos, las verduras y los granos integrales) puede frenar la acción de los factores claves que aumentan el riesgo de ACV, como la hipertensión y los niveles altos del colesterol (LDL), llamado "malo".

Los ACV se producen cuando un coágulo obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro o cuando un vaso sanguíneo se derrama en el cerebro. El ACV y otras enfermedades de los vasos sanguíneos del cerebro son la segunda causa de muerte en el mundo, al provocar más de 6 millones de muertes anualmente y dejar a una gran cantidad de personas con una discapacidad duradera.

"Todo lo que se pueda hacer, por poco que sea, para mejorar la prevención es importante y podría tener un impacto en miles de vidas", indicó Burley. Esto es especialmente cierto para las personas que ya están en riesgo de ACV, como los fumadores, las personas obesas y las que padecen de hipertensión, señaló el estudio.

Para realizar el estudio, que aparece en  la revista Stroke, los investigadores analizaron cuidadosamente los resultados de ocho estudios previos realizados en Estados Unidos, Japón, Europa y Australia.

En términos generales, el equipo de estudio descubrió que cuanta más fibra alimenticia se consumía, menor era el riesgo de sufrir por primera vez un ACV.

"Aumentar la ingesta de fibra no implica necesariamente un cambio radical de la dieta", enfatizó Burley. "Podría significar solo un cambio del pan blanco al integral, o de las hojuelas de maíz a las hojuelas de salvado".

Unas medidas tan sencillas como estas producen muchos beneficios, afirmó. "Hemos descubierto que el riesgo de ACV se reduce con tan solo un pequeño aumento en la ingesta de fibra, sobre todo si actualmente consume muy poco", agregó.

"Al final, se trata de atenerse a lo básico: comer cuatro o cinco tazas de fruta al día, hacer que la mitad de los granos que tome sean integrales, y ese tipo de cosas", aconsejó. "Si quiere estar sano, sabemos que esto funciona".

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 1583

Aliviando la acidez estomacal durante las fiestas

Ya estamos de fiesta, y siempre acabamos excediéndonos con la comida y la bebida, lo que provoca serias molestias como acidez estomacal e inflamación.

Aquí les dejamos algunas sugerencias:

  • Evite la cafeína, que estimula el apetito y puede hacer que coma más de la cuenta. También estimula en exceso los procesos normales del sistema digestivo, lo que provoca una baja absorción de nutrientes.
  • Masticar lentamente puede ayudar a prevenir la inflamación.
  • Limite el consumo de alcohol, que puede inflamar el recubrimiento del estómago y los intestinos. También puede eliminar bacterias intestinales beneficiosas, y resultar en una indigestión o incluso en diarrea.
  • Tome un trozo de pastel más pequeño. Cuando se mezclan el azúcar, la fruta o el jugo de frutas con el almidón en el estómago, fermentan y causan la inflamación. También es una buena idea evitar las magdalenas de frutas y las galletas bajas en grasa endulzadas con jugo de frutas.

 

 

  • Categoría: Nutrición
  • Visto: 6254

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.