Log in

Consejos y Remedios

Almorzar tarde podría significar perder menos peso

Las personas a quienes les gusta comer el almuerzo tarde podrían tener más problemas para bajar de peso que las que comen antes, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que de 420 personas en un programa para perder peso, los que comían el almuerzo tarde perdieron alrededor de 25 por ciento menos peso que los que usualmente almorzaban antes de las 3 p.m.

Los hallazgos, que aparecen en la revista International Journal of Obesity, vienen con ciertas advertencias, ya que los participantes del estudio eran de España, donde el almuerzo es la comida principal del día.

No está claro si los hallazgos aplicarían a un país como Estados Unidos, donde la mayoría de personas comen un almuerzo ligero y donde la comida principal es la cena, señaló el investigador principal Frank Scheer, profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Es una creencia común que es mejor comer la comida principal más temprano en el día. Scheer apuntó al adagio popular de desayunar como un rey y cenar como un mendigo. Pero no ha habido mucha evidencia científica de que el momento en que se consume la comida principal importe en la batalla contra la grasa.

"Se trata del primer estudio a gran escala y a largo plazo en mostrar que es un factor importante para que las personas con sobrepeso y obesa tengan éxito al perder peso", apuntó Scheer.

No se sabe con certeza por qué un almuerzo tardío podría relacionarse con una pérdida de peso más lenta. Pero una posibilidad es que al menos algunos de los que comen el almuerzo tarde esperan demasiado tiempo entre comidas, lo que podría tener efectos sobre el metabolismo.

Algunos estudios han sugerido que programar las comidas con regularidad (comer cada tres a cuatro horas) podría ayudar en el control del peso, anotó Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington, en St. Louis.

En este estudio, el grupo que comía el almuerzo tarde tenía más probabilidades de comer un desayuno ligero o de no desayunar en lo absoluto. Casi el 7 por ciento de los que comían el almuerzo tarde lo hacían, frente a menos del 3 por ciento de los que comían el almuerzo antes.

Así que los hallazgos muestran una "conexión potencial entre esperar demasiado entre comidas y el aumento de peso", señaló Diekman, quien no participó en el estudio. "Pero dado el diseño del estudio, se necesitan más estudios para determinar si hay una conexión causal".

El problema es que las personas que esperan para almorzar quizás sean distintas de otras que hacen dietas de varias formas, incluso en formas que podrían entorpecer su pérdida de peso.

El equipo de Scheer tomó en cuenta algunas de esas posibilidades. Hallaron que los grupos que comían el almuerzo temprano y tarde consumían un número parecido de calorías y quemaban una cantidad similar (según los niveles de actividad que reportaron). Los dos grupos también dormían, en promedio, más o menos durante el mismo tiempo cada noche, lo que es importante dado que la pérdida de sueño se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad y menos éxito al perder peso.

Los hallazgos se basan en 420 adultos españoles con sobrepeso y obesos que participaron en un programa de cinco meses para perder peso. Se les animó a consumir una dieta mediterránea tradicional, que incluye bastante pescado, aceite de oliva, verduras y granos integrales, pero poca carne roja y mantequilla.

Al final, la mitad del grupo que usualmente almorzaba después de las 3 p.m. perdió un promedio de casi 8 kilos (17 libras). Esto es en comparación con 10 kilos (22 libras) en el grupo que almorzaba temprano.

Por ahora, los hallazgos actuales concuerdan con la investigación en animales que muestra que el horario de las comidas parece afectar al peso, comentó Scheer.

Quizás tenga que ver con los efectos sobre los ritmos circadianos del organismo, que influyen sobre una variedad de funciones, entre ellas el ciclo del sueño y la vigilia y el metabolismo. En el cerebro hay un "reloj maestro" que coordina esos ritmos, pero también hay "relojes periféricos" en los tejidos y células de todo el cuerpo, explicó Scheer.

 

¿Cómo manejar la inteligencia emocional para mejorar la relación de pareja?

Sigue las siguientes recomendaciones:

  • Empieza contigo mismo, mira dentro de ti y reconoce tus estados emocionales. Para ello es importante que te preguntes a ti mismo como te sientes, como expresas tus emociones y como te sientes emocionalmente cuando estás con tu pareja y como pudieras transformar esas emociones para mejorar la vida en pareja.
  • Regula tus emociones. Tu puedes regular tu mundo emocional, tu sabes lo que funciona y no funciona en la relación, así que tienes el control sobre tu vida. Las técnicas de relajación, meditación, así como asesoría psicológica de grupo te pueden ayudar a mejorar tu inteligencia emocional. 
  • Busca la motivación en tu interior. La automotivación es esencial para el bienestar de la relación de pareja y va de la mano con las emociones. Cuando tus emociones están en calma y sientes una motivación interior, eres capaz de comunicarte mejor con tu pareja y tomar decisions correctas. Por ejemplo, cuando conectas con tu alegría, aumenta tu energía positiva y tu optimismo. 
  • Escucha a tu pareja. Trata de ponerte en su lugar, reconocer y comprender las emociones que te está transmitiendo, ya sea a través de una conversación o el silencio, un gesto, una mirada o una sonrisa. La empatía es fundamental para que una relación sobreviva y es importante profundizar en las expresiones de cariño.
  • Potencia tus habilidades sociales. La forma en que te relacionas contigo y con los demás te ayudará a fortalecer tu autoestima y a mejorar la convivencia. La timidez, la ansiedad, el no saber expresar los sentimientos con palabras y el no saber decir no, definitivamente producen problemas de pareja.

Reconocer tus puntos fuertes y tus puntos débiles y aprender a regular las emociones, te ayudará a conseguir la felicidad que buscas en tu relación de pareja.

¿Por qué debemos usar gafas de sol con filtro incluso los días nublados?

Estudios recientes señalan que cada hora de sol implica un aumento de un 4% de riesgo de padecer alteraciones en la estructura del cristalino.

No solo debemos usar gafas de sol en el verano, sino también en todas las estaciones del año, aunque los días estén nublados o lluviosos. Las gafas deben filtrar el 100% de la radiación UVA y UVB, ya que la radiación ultravioleta puede afectar la córnea y la capa conjuntiva, provocando queratitis y conjuntivitis.

Las radiaciones tienen un efecto acumulativo en la retina y en el cristalino, y constituyen un factor de riesgo para desarrollar cataratas y envejecimiento prematuro de las neuronas de la retina que convierten la luz en señales para nuestro cerebro.

Productos de limpieza que no debes mezclar.

Las principales combinaciones que debes evitar son las siguientes:

  • Lejía con alcohol en gel: De la mezcla de ambos se produce el cloroformo y el ácido muriático, que pueden dañar el sistema nervioso, los pulmones, los riñones, el hígado, los ojos y la piel.
  • Lejía y amoniaco: Cuando se mezclan generan unos vapores que pueden dañar tu sistema respiratorio.
  • Vinagre con bicarbonato de sodio: Ambos productos anulan su efecto limpiador y pueden llegar a explotar si se acumulan en un espacio cerrado.
  • Lejía y vinagre: Cuando se combinan, se producen vapores tóxicos que pueden dañar el sistema respiratorio y causar irritación en los ojos.
  • Vinagre y agua oxigenada: Produce ácido paracético, que puede causar picazón en los ojos, daños en la nariz, la garganta, los pulmones y la piel.

Siempre ten presente que los productos de limpieza son creados con diferentes fórmulas, por lo cual a veces pueden reaccionar. La mejor recomendación es no mezclarlos.

¿Cómo superar una traición?

La traición en la pareja es una de las circunstancias más difíciles de aceptar y superar. Sentirse traicionado provoca un profundo dolor al romperse un compromiso de lealtad y esfumarse todas las expectativas que depositaste en esa persona, y crea un desajuste emocional y psicológico muy importante pues se llega a vivirlo como una pérdida. Puedes experimentar estrés crónico, sentimientos de que el evento está sucediendo nuevamente, dificultad para dormir, sentimiento de soledad, culpa y tristeza.

Un paso muy importante, es el perdón, que no significa necesarimenter que habrá una reconciliación. Tampoco significa olvidar o minimizar el daño. Simplemente es dejar a un lado la venganza y los pensamientos rumiantes, que solo aumentan el desgaste emocional.

El que traiciona debe asumir la responsabilidad de este hecho y ofrecer disculpas, y el traicionado debe asumir la responsabilidad de lo que siente. Luego, existe la posibilidad de un rompimiento parcial o total del vínculo o continuar la relación tras una restauración de la confianza.

Para ello es fundamental:

  • Analizar las circunstancias en que ocurrió la traición.
  • Entender que la persona traicionada y quien traiciona son responsables.
  • Asumir honestamente su parte de responsabilidad en la circunstancia.
  • Ofrecer disculpas por lo que toca a su responsabilidad.
  • Perdonar de corazón y con honestidad.
  • Comprender que el perdón no siempre significa reconciliación.

Esto no solo aplica a la relación de pareja, la traición de un compañero de trabajo o de un amigo también es un proceso igual de doloroso y emocionalmente desgastante, pues echa por tierra todas las expectativas que tenías de ese amigo, compañero o pareja en quien depositaste tu confianza.

 

Consejos prácticos para combatir el insomnio

El sueño es absolutamente necesario para mantener un perfecto equilibrio físico y psíquico, y poder enfrentar cada nuevo día.  El cuerpo se recupera mediante el sueño, durante el descanso es cuando a nivel celular comienza el trabajo de mantenimiento. Un buen sueño es sinónimo de salud, belleza, vitalidad física y sexual, claridad mental y buena disposición para emprender nuevos proyectos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 40% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno del sueño.

Los médicos afirman que existen más de 80 enfermedades vinculadas con los trastornos del sueño. Se pueden agrupar en tres grandes tipos: insomnio, sueño durante el día y conductas anómalas durante la noche.

En lo que respecta al insomnio, el más habitual es el que padecen las personas que no pueden relajarse y que tienen un nivel alto de estrés.

Los expertos coinciden en que la dificultad para concentrarse en el trabajo, la excesiva irritabilidad y la somnolencia constante, prolongadas durante cierto tiempo, son síntomas de alarma. Si persisten, estos problemas se pueden agravar y afectar la presión arterial, el sistema inmunológico y el metabólico.

En 1959 Peter Tripp, un locutor de Nueva York, realizó una experiencia según la que intentaría mantenerse despierto todo el tiempo posible. Luego de cuatro noches sin dormir comenzó a tener problemas para recordar el alfabeto, luego comenzaron las alucinaciones, llegando a ver sus zapatos cubiertos por telarañas, sabandijas sobre su mesa de trabajo y hasta un inexistente conejo en una esquina de la habitación. La concentración mental se afectó volviéndose paranoide y cayó en la creencia que sus compañeros de trabajo al igual que los médicos y enfermeras que vigilaban su estado de salud conspiraban en busca de infringirle algún daño. Más interesante aún resulta que, a pesar de todo, cada noche Tripp lograba deshacerse durante tres horas de su paranoia, falta de concentración y alucinaciones, para transmitir su programa radial. Tripp daba la hora, leía comerciales, conversaba con el público y daba el informe del tiempo de forma aparentemente normal. A pesar de que, como hemos visto, en su conducta diaria Tripp daba señales de un serio disturbio mental, de alguna manera lograba en ciertos momentos la claridad necesaria para cumplir con su deber. Un momento antes de la transmisión del último programa que hizo durante ese lapso experimental Tripp sufrió un ataque de pánico. Creía que el médico venía con intención de enterrarlo vivo y comenzó a gritar y agredir a todo el que se encontrara en su camino. Sin embargo llegada la hora de su programa volvió a la calma y logró hacer su transmisión diaria sin que ninguno de los que lo escuchaban pudiera sospechar la condición en que se encontraba. Luego de ese programa Tripp abandonó su maratón y finalmente se retiró a dormir.

Cuando no dormimos lo necesario, nuestra mente se afecta y aún cuando parece que seguimos funcionando, cada vez nos cuesta más trabajo.

Consejos prácticos que le ayudarán a combatir el insomnio:

✔ Procure acostarse y levantarse siempre a la misma hora. El hábito le ayudará a dormir. 

✔ No se acueste ni intente dormir hasta que no tenga sueño.

✔ No duerma durante el día. Por la mañana limite el tiempo de permanencia en la cama si no duerme. No utilice su dormitorio durante el día.

✔ No haga ejercicio justo antes de acostarse.

✔ Tome una exposición adecuada a la luz solar durante el día.

✔ Evite comidas copiosas a la hora de acostarse.

✔ Deje de fumar (al principio el sueño empeora, luego mejorará).

✔ Tome solo cafeína por la mañana y en cantidades limitadas.

✔ No beba alcohol, al menos cuatro horas antes de acostarse. La ingesta excesiva de alcohol aunque produce somnolencia, es causa frecuente de despertares nocturnos.

✔ Acondicione el dormitorio para que sea cómodo, tranquilo, sin filtraciones de luz y ruido, y que tenga una temperatura agradable.

✔ Un baño caliente antes de acostarse le puede ayudar a relajarse.

✔ Distráigase de la forma que prefiera de las preocupaciones del día, al menos 2 horas antes de acostarse.

✔ Al acostarse practique una actividad que le relaje como escuchar música suave, leer un libro sencillo y relajante, etc.

✔ Duerma con prendas cómodas que no le molesten ni aprieten.

✔ Al acostarse procure relajar su cuerpo, y liberar su mente de pensamientos.

✔ Evite discusiones o problemas antes de ir a dormir. No se acueste enojado o malhumorado, trate de resolver lo que le molesta antes.

✔ Si no puede dormirse, no se ponga nervioso, lea un libro o escuche música suave hasta que sienta sueño.

✔ Si toma medicamentos, consúltele a su médico si pueden afectarle el sueño.

El problema de la falta de sueño se ve agudizado como consecuencia de los cambios tecnológicos y en el mundo laboral que hacen que muchas personas trabajen hasta altas horas de la noche o en horarios rotativos. En nuestra era los cambios tecnológicos se están produciendo a un ritmo mucho más acelerado que el de nuestra biología por lo que terminamos haciéndole a nuestro organismo demandas que no está preparado para asumir.

El escritor norteamericano Vince Rause dice, refiriéndose a como durante años fue víctima de un problema de insomnio: "Me levanto adolorido y cansado para pasar el día con la mente nublada. Me toma por lo menos tres intentos el poder marcar un número de larga distancia. Se me olvidan los nombres de las personas. Ingiero bateas de café. Y luzco como el mismo infierno."

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.