Log in

Consejos y Remedios

Consejos prácticos para combatir el insomnio

El sueño es absolutamente necesario para mantener un perfecto equilibrio físico y psíquico, y poder enfrentar cada nuevo día.  El cuerpo se recupera mediante el sueño, durante el descanso es cuando a nivel celular comienza el trabajo de mantenimiento. Un buen sueño es sinónimo de salud, belleza, vitalidad física y sexual, claridad mental y buena disposición para emprender nuevos proyectos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 40% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno del sueño.

Los médicos afirman que existen más de 80 enfermedades vinculadas con los trastornos del sueño. Se pueden agrupar en tres grandes tipos: insomnio, sueño durante el día y conductas anómalas durante la noche.

En lo que respecta al insomnio, el más habitual es el que padecen las personas que no pueden relajarse y que tienen un nivel alto de estrés.

Los expertos coinciden en que la dificultad para concentrarse en el trabajo, la excesiva irritabilidad y la somnolencia constante, prolongadas durante cierto tiempo, son síntomas de alarma. Si persisten, estos problemas se pueden agravar y afectar la presión arterial, el sistema inmunológico y el metabólico.

En 1959 Peter Tripp, un locutor de Nueva York, realizó una experiencia según la que intentaría mantenerse despierto todo el tiempo posible. Luego de cuatro noches sin dormir comenzó a tener problemas para recordar el alfabeto, luego comenzaron las alucinaciones, llegando a ver sus zapatos cubiertos por telarañas, sabandijas sobre su mesa de trabajo y hasta un inexistente conejo en una esquina de la habitación. La concentración mental se afectó volviéndose paranoide y cayó en la creencia que sus compañeros de trabajo al igual que los médicos y enfermeras que vigilaban su estado de salud conspiraban en busca de infringirle algún daño. Más interesante aún resulta que, a pesar de todo, cada noche Tripp lograba deshacerse durante tres horas de su paranoia, falta de concentración y alucinaciones, para transmitir su programa radial. Tripp daba la hora, leía comerciales, conversaba con el público y daba el informe del tiempo de forma aparentemente normal. A pesar de que, como hemos visto, en su conducta diaria Tripp daba señales de un serio disturbio mental, de alguna manera lograba en ciertos momentos la claridad necesaria para cumplir con su deber. Un momento antes de la transmisión del último programa que hizo durante ese lapso experimental Tripp sufrió un ataque de pánico. Creía que el médico venía con intención de enterrarlo vivo y comenzó a gritar y agredir a todo el que se encontrara en su camino. Sin embargo llegada la hora de su programa volvió a la calma y logró hacer su transmisión diaria sin que ninguno de los que lo escuchaban pudiera sospechar la condición en que se encontraba. Luego de ese programa Tripp abandonó su maratón y finalmente se retiró a dormir.

Cuando no dormimos lo necesario, nuestra mente se afecta y aún cuando parece que seguimos funcionando, cada vez nos cuesta más trabajo.

Consejos prácticos que le ayudarán a combatir el insomnio:

✔ Procure acostarse y levantarse siempre a la misma hora. El hábito le ayudará a dormir. 

✔ No se acueste ni intente dormir hasta que no tenga sueño.

✔ No duerma durante el día. Por la mañana limite el tiempo de permanencia en la cama si no duerme. No utilice su dormitorio durante el día.

✔ No haga ejercicio justo antes de acostarse.

✔ Tome una exposición adecuada a la luz solar durante el día.

✔ Evite comidas copiosas a la hora de acostarse.

✔ Deje de fumar (al principio el sueño empeora, luego mejorará).

✔ Tome solo cafeína por la mañana y en cantidades limitadas.

✔ No beba alcohol, al menos cuatro horas antes de acostarse. La ingesta excesiva de alcohol aunque produce somnolencia, es causa frecuente de despertares nocturnos.

✔ Acondicione el dormitorio para que sea cómodo, tranquilo, sin filtraciones de luz y ruido, y que tenga una temperatura agradable.

✔ Un baño caliente antes de acostarse le puede ayudar a relajarse.

✔ Distráigase de la forma que prefiera de las preocupaciones del día, al menos 2 horas antes de acostarse.

✔ Al acostarse practique una actividad que le relaje como escuchar música suave, leer un libro sencillo y relajante, etc.

✔ Duerma con prendas cómodas que no le molesten ni aprieten.

✔ Al acostarse procure relajar su cuerpo, y liberar su mente de pensamientos.

✔ Evite discusiones o problemas antes de ir a dormir. No se acueste enojado o malhumorado, trate de resolver lo que le molesta antes.

✔ Si no puede dormirse, no se ponga nervioso, lea un libro o escuche música suave hasta que sienta sueño.

✔ Si toma medicamentos, consúltele a su médico si pueden afectarle el sueño.

El problema de la falta de sueño se ve agudizado como consecuencia de los cambios tecnológicos y en el mundo laboral que hacen que muchas personas trabajen hasta altas horas de la noche o en horarios rotativos. En nuestra era los cambios tecnológicos se están produciendo a un ritmo mucho más acelerado que el de nuestra biología por lo que terminamos haciéndole a nuestro organismo demandas que no está preparado para asumir.

El escritor norteamericano Vince Rause dice, refiriéndose a como durante años fue víctima de un problema de insomnio: "Me levanto adolorido y cansado para pasar el día con la mente nublada. Me toma por lo menos tres intentos el poder marcar un número de larga distancia. Se me olvidan los nombres de las personas. Ingiero bateas de café. Y luzco como el mismo infierno."

 

Limonada de jengibre para aliviar el resfríado

 

La siguiente bebida terapéutica te ayudara a aliviar los síntomas comunes de la gripe.

Ingredientes:

- Miel
- 3 limones
- 4 tazas de agua
- raíz de jengibre

Preparación:

- Se exprime el jugo de los tres limones.

- Se corta una pequeña raíz del jengibre, y se ralla bien fina.

- Se mezclan el jugo de limón y la ralladura de jengibre en un recipiente, y se agregan las 4 tazas de agua.

- Al final se le añaden dos cucharadas de miel a la limonada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alimentos que debes evitar después de una rutina de ejercicios.

Después de una rutina de ejercicios, le aconsejamos:

  • No consumir demasiadas grasas y azúcares con la falsa creencia que su cuerpo se recuperará antes.
  • No consumir demasiadas calorías.
  • No consumir demasiada grasa animal pensando que es un buen aporte de proteína.
  • No optar por un sándwich. En el caso del pan, el más recomendable es el integral, sin harinas refinadas ni azúcares. Tostadas con queso fresco, tortilla o aguacate pudieran ser una alternativa, pero un pan con jamón por ejemplo arruinaría todo tu esfuerzo del día en el gimnasio.
  • No tomar cerveza, es un mito que ayuda a recuperarse tras el ejercicio.
  • No tomar alcohol, ya que deshidrata y lo que necesita el cuerpo es estar bien hidratado tanto antes como después de practicar ejercicios.
  • Si bien es recomendable consumir proteína para ayudar a las fibras musculares, no es cierto que tengamos que eliminar los hidratos de carbono.
  • Evitar las barritas energéticas, ya que generan una cantidad de azúcar en el cuerpo, superior a las cantidades que necesitamos reponer.
  • Evitar la bollería industrial y los aperitivos como las bolsas de papas fritas, pues contienen una excesiva cantidad de sal.

Es aconsejable tener a mano unos frutos secos o una pieza de fruta como por ejemplo una banana.

Cómo reconfigurar tu cerebro para mejorar tu poder mental

Seguramente alguna vez has estado en una situación en la que tratas desesperadamente de recordar el nombre de alguien o un lugar, pero no lo logras, cierto?

No todas las esperanzas están perdidas, tu poder cerebral lo puedes mejorar con entrenamiento, siguiendo los siguientes consejos:

  • Sigue una dieta saludable para tu cerebro

La función cerebral depende en gran medida de los niveles de glucosa, de ahí que tus niveles de azúcar tienen que estar controlados para mantener tu mente clara.

Debes comer alimentos que te gusten para liberar dopamina química en el sistema de recompensa del cerebro, asi como disfrutar tus comidas junto a otras personas, pues socializar afianza los efectos positivos de una dieta buena y saludable para tu cerebro.

Es importante no eliminar las grasas por completo de tu dieta y seguir una dieta saludable y variada para ayudar a mantener los microbios a un nivel adecuado y el cerebro saludable. Ácidos grasos básicos de nueces, semillas, aguacates o pescado son buenos para el cerebro, al igual que el romero y la cúrcuma.

  • Practica ejercicio

Hacer jercicio, sobre todo al aire libre, explorando a su vez un nuevo lugar, una nueva forma de hacer las cosas o compartiendo este tiempo para intercambiar ideas con otra gente, favorece el crecimiento de nuestro cerebro, permitiendo que nuevas células formen un circuito. El deseo de compartir contribuye a impulsar los efectos del ejercicio y la interacción social en el cerebro. Aprender algo mientras estas en movimiento es muy aconsejable, es la mejor manera de ayudar a tu cerebro a memorizar cosas nuevas.

  • Duerme lo suficiente y despiértate bien

Además de dormir 8 horas diarias, la clave está en cómo te levantas.

Idealmente, debes dormir en una habitación oscura y levantarte con luz que vaya aumentando gradualmente, como el amanecer.

La luz penetra a través de los párpados cerrados y prepara al cerebro para que tengamos una mejor respuesta al despertar del cortisol. La cantidad de cortisol en tu cuerpo al levantarte determinará cómo trabajará tu cerebro durante el día.

  • Escucha música

La música estimula el cerebro de una manera única, reforzando la cognición general y la memoria musical.

  • Aprende algo nuevo, busca nuevos desafíos

Participar en una clase de arte o aprender un nuevo idioma aumenta la elasticidad de tu cerebro. Jugar y competir con otras personas es muy aconsejable ya que el estímulo de un nuevo desafío al mismo tiempo que interactúas socialmente, ayuda considerablemente al cerebro.

  • Desconéctate y escápate del estrés prolongado

Una pequeña dosis de estrés siempre es necesaria pues nos ayuda a producir cortisol, una hormona que nos produce energía en un corto lapso de tiempo y nos ayuda a centrarnos. Pero la ansiedad prolongada y altos niveles de estrés, son tóxicos para el cerebro.

Es esencial aprender a desconectarnos de vez en cuando, para que el cerebro descanse y de esa forma, también estaremos ejercitando una parte diferente del cerebro.

Si te resulta muy difícil relajarte debes explorar algunas técnicas de relajación como la meditación que te ayudarán a que los hormonas del estrés vuelvan a niveles adecuados.

Abrazar significa "tocar el alma"

Motivos para abrazar hay muchos, por lo que te recomendamos no dejes pasar un día sin abrazar a tu pareja. Un abrazo te puede cambiar el estado de ánimo en un segundo, son una fuente de energía y te ayudará a fortalecer los vínculos afectivos.

Abrazar a tu pareja te traerá beneficios tales como:

  • Pasarás de la tristeza a la felicidad en un instante
  • Aumentará tu autoestima
  • Te dará seguridad y confianza
  • Te ayudará a reconciliarte
  • Incrementará la sensación de satisfacción y te motivará a tener intimidad

Con el contacto de un simple abrazo le demostrarás a tu pareja lo mucho que la amas y te sentirás plenamente feliz.

¿Cómo cuidar tus dientes? 5 consejos prácticos.

La boca es la puerta de entrada al organismo de todos los gérmenes y es donde se acumula un mayor número de bacterias. De ahí la importancia de su correcto cuidado para mantener una buena salud general. Más allá de las enfermedades propias de la boca como caries, gingivitis o periodontitis, las bacterias también pueden provocar enfermedades renales, cardiovasculares o diabetes.

Siguiendo los siguientes consejos, verás cómo tus dientes se mantendrán sanos toda la vida.

1. Cepilla los dientes después de cada comida

Lo más recomendable es cepillarse los dientes 30 minutos después de cada comida. Si te cepillas la boca justo después de comer extenderás el ácido que produce la ingesta de cualquier alimento o bebida, favoreciendo la erosión del esmalte. Si no puedes cepillarte después de cada comida, debes hacerlo como mínimo tres veces al día. El cepillado nocturno es el más importante, para evitar la proliferación de las bacterias de los residuos de alimentos ingeridos durante el día.

Además del cepillado, hay que utilizar el hilo dental para retirar todos los restos de comida entre los dientes, o utilizar irrigadores dentales de uso doméstico. De esta forma también evitamos la halitosis, causada generalmente por la presencia de restos de alimentos.

2. Cuida la alimentación

Lo más recomendable es llevar una alimentación equilibrada para conseguir una correcta salud bucodental a largo plazo. Moderar el consumo de dulces y bebidas azucaradas, es clave para evitar las caries. La fruta es el mejor sustituto de estos productos, al mismo tiempo que limpia la superficie de los dientes y las encías.

3. Evita el tabaco

El tabaco es uno de los principales enemigos para la salud de tus dientes y boca. Además de la halitosis, favorece la enfermedad periodontal, provocando la pérdida de piezas dentales, y junto al alcohol, es la principal causa de cáncer oral.

4. Bebe abundante agua durante el día

La saliva es la encargada de limpiar los dientes de forma natural, de ahí la importancia de beber abundante agua durante el día, especialmente durante los meses de calor, para evitar la deshidratación. La deshidratación provoca que la boca sea más propensa a infectarse e inflamarse, aspectos que generan una menor segregación de saliva.

5. Acude a tus revisiones periódicas

El éxito total de una buena salud bucodental, está en la prevención. El cuidado diario debe combinarse con evaluaciones periódicas en el dentista, además de las tradicionales limpiezas bucales.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.