Log in

Atención - ¿Cómo responde tu cuerpo cuando bebes un refresco?

Las gaseosas son uno de los grandes males silenciosos que nos ha tocado padecer. Es un enemigo que camina a paso lento pero firme; degenerando, poco a poco, la salud.

Un sólo vaso de refresco, contiene aproximadamente unas 10 cucharadas de azúcar. Según los especialistas, la cantidad de fructosa y glucosa, azúcares simples presentes en estas sustancias, hacen daño al metabolismo, porque llegan más rápido al torrente sanguíneo y elevan el porcentaje de colesterol en la sangre, afectando las arterias.

Las gaseosas contienen esencialmente agua carbonatada, edulcorantes, acidulantes que le proporcionan la acidez adecuada, como por ejemplo el ácido cítrico o el ácido fosfórico, estabilizantes de la acidez, colorantes, aromatizantes, conservantes, y espesantes.

  • Published in portada
Subscribe to this RSS feed

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.