Log in

ATENCION - La aspirina no protege de infartos y ofrece graves riesgos

La aspirina es un producto de alto consumo por sus propiedades antiinflamatorias, antipiréticas y analgésicas. Siempre ha sido una recomendación de los médicos a las personas que sufren ataques cardíacos, con la creencia que este medicamento despeja las células sanguíneas que se hallan agrupadas y de esa forma evita la formación de coágulos peligrosos que provocan infartos cardíacos y apoplejías.

Sin embargo la FDA ha publicado, que tras revisar la evidencia disponibel no hay pruebas que apoyen el uso generalizado y el uso diario de aspirina 100 mg para prevenir la posibilidad de sufrir un primer infarto agudo de miocardio o primer accidente cerebrovascular.

Las pruebas científicas disponibles sólo apoyan la utilización de aspirina en la prevención de daños cardíacos en pacientes que ya presentan enfermedades cardiovasculares, como enfermedad arterial coronaria, angina o antecedentes de una operación de derivación coronaria o angioplastia coronaria. Para ellos, los beneficios conocidos de la aspirina para la prevención secundaria, disminuye el riesgo de sufrir otro episodio cardíaco, son mayores que el riesgo de sangrado.

Existen riesgos graves incluyendo un mayor riesgo de sangrado gastrointestinal y hemorragia cerebral, en situaciones en que no se ha establecido el beneficio de la aspirina para la prevención.

Varios estudios señalan los efectos perjudiciales de consumir una aspirina diaria, más allá de la creencia de sus beneficios:

  • Los diabéticos que son propensos a estas complicaciones, no responden del todo bien al famoso analgésico y se exponen a ciertos riesgos potenciales. Los resultados de unas pruebas realizadas por la Asociación de Diabetes Americana junto a la Asociación Americana del Corazón a mujeres menores de 60 años y hombres menores de 50, arrojaron que provoca al diabético irritación, dolores, vómitos y hasta sangrado en el estómago.
  • Por otro lado, un estudio que publica la revista Ophthalmology, señala que la aspirina exacerba la pérdida visual. Los resultados de este estudio arrojaron que los adultos mayores que toman aspirina todos los días son dos veces más propensos que los que no lo hacen a tener degeneración macular avanzada, una disminución visual asociada con la edad. “Lo mejor para las personas con degeneración macular asociada con la edad (DMAE) sería no recomendarles el uso de aspirina”, dijo William Christen, del Brigham and Women’s Hospital, en Boston.
  • Otro estudio científico de la Universidad de Londres, que se publicó en Archives of Internal Medicine señalaba que las personas sanas no deben tomar una aspirina diaria, pues el riesgo de hemorragia interna se incrementa en un 30 por ciento. Este mismo estudio encontró que este fármaco no minimiza el número de muertes por ataque cardíaco, enfermedad cerebro-vascular o cáncer. Los resultados de esta investigación sugieren que la aspirina consumida todos los días no ayuda a prolongar la vida, y los investigadores señalan que solo se justifica en aquellas personas con un historial de problemas cardiovasculares.
  • Los alérgicos al ácido acetilsalicílico deben tener mucho cuidado también, porque les afecta el hígado, y pueden llegar a desarrollar una enfermedad hepática bastante grave.
  • Por otro lado, no debe olvidarse que el consumo repetido de la aspirina puede llegar a provocar que su efecto cada vez sea menos potente y menos útil. Si notamos que después que tomamos una aspirina, no se alivia por ejemplo el dolor de cabeza y necesitamos otra, seguramente nuestro cuerpo está generando una tolerancia a la droga y comienza a mermar su efecto.

Estos estudios, enfatizan la necesidad de realizar investigaciones constantes sobre como cambian los riesgos a través del tiempo; y las personas deben estar conscientes de que la aspirina, usualmente comprada sin ninguna prescripción médica, puede tener efectos adversos.

  • Published in portada
Subscribe to this RSS feed

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.